Sevilla | athletic club · la previa

¿Se acuerdan de la peregrinación masiva a Madrid?

  • Premio El Sevilla arranca la semifinal contra el Athletic con la ilusión de repetir las sensaciones de 2007 Prioridad Jiménez pondrá en liza a los mejores hombres que tiene disponibles

Comentarios 18

23 de junio de 2007, Madrid tomada, literalmente, por todos los seguidores al fútbol que albergaran el más mínimo sentimiento sevillista. El motivo era la final de la Copa del Rey y aquella peregrinación perdurará siempre en las memorias de aquellos que tuvieron la suerte de asistir al estadio Santiago Bernabéu, o a sus cercanías. Pues eso, justo la posibilidad de repetir unas sensaciones semejantes el próximo 13 de mayo en Valencia es lo que está en juego a partir de las nueve de la noche. Ése es el premio que le esperaría al Sevilla, y a todos los sevillistas, si el equipo es capaz de superar el duro escollo del Athletic Club durante los ciento ochenta minutos de estas semifinales.

¿Quién dijo, pues, que este partido frente al conjunto vasco pasa de puntillas en medio de un calendario tan cargado de citas trascendentes? El Sevilla, y todo el sevillismo, está obligado a centrar su atención de manera exclusiva en lo que litiga en esta Copa del Rey que tantos sacrificios y satisfacciones le deparó a lo largo del mes de enero. Ya es febrero y, como bien recalcaba ayer Manolo Jiménez, sólo cuatro equipos tienen el privilegio de estar vivos en la competición, sólo ese póquer de conjuntos aún alberga la ilusión de meterse en la finalísima. Serán, finalmente, dos los elegidos y el Sevilla parte con el deseo de ser uno de ellos.

Para conseguirlo llega un mal cliente. De la mano del venerado en Nervión Joaquín Caparrós, el mismo que dirigía al Deportivo con motivo de aquellas semifinales que se disputaron más o menos en las mismas fechas de hace dos años, el Athletic Club ha remontado el vuelo tras un arranque de lo más decepcionante. Tanto es así que la fiebre que se ha desatado por el fútbol en Bilbao permite incluso que se pongan a comentar los partidos por televisión verdaderos hinchas, porque hay que ver cómo trataron al Málaga el pasado sábado en la retransmisión de La Sexta. Por mucho que sea siempre bueno dotar a este deporte de pasión, cuesta trabajo imaginar una situación inversa siendo los protagonistas el Málaga, el Sevilla o el Betis, ¿verdad, Kiko? Y sólo es porque éste es el único andaluz que comenta los partidos.

Pero ésas son cuestiones menores cuando está en juego lo que está en juego dentro del campo de fútbol. Los verdaderos protagonistas serán los veintidós hombres que se vistan de corto y ahí es donde tiene que poner el Sevilla su verdadero arsenal en litigio. Porque, por encima de las sensaciones que se pueden tener en cada momento, la clasificación no engaña y, a día de hoy, el conjunto sevillista tiene muchos más puntos acumulados en la misma que el Athletic, tantos como nueve para ser más precisos. Ésa es la distancia entre unos y otros, pero no hay dos partidos iguales y es verdad que los bilbaínos han elevado de manera considerable su nivel en las últimas jornadas, pero eso también sucedía con un Deportivo que parecía imparable en los días previos a la eliminatoria de octavos de final.

Eso es lo que tiene que ver con unos antecedentes que también se podrían adobar con el 4-0 que se registró en el partido de Liga en el Sánchez-Pizjuán. Sin embargo, el presente es lo que realmente se tiene que escribir ahora y hasta los protagonistas serán distintos en muchos casos. En este sentido, Jiménez parece que no se guardará absolutamente nada después del intento de refrescar al equipo que realizara en Gijón. Si no surge ninguna sorpresa, estarán sobre el césped Mosquera, que a la espera de Konko ya es indiscutible, Squillaci, Fernando Navarro, Renato y Kanoute, que no fueron de la partida en El Molinón. Y a ellos habrá que añadir a Palop, Escudé, Duscher, Romaric, Jesús Navas y un extremo izquierdo que saldrá del dúo Diego Capel-Adriano. Con ellos, y con todas las gargantas de los sevillistas apoyando como el pasado jueves ante el Valencia, el Sevilla debe dar el primer paso para repetir peregrinación el 13 de mayo. Cambien el Santiago Bernabéu por Mestalla y los sueños son libres para todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios