Una baja que insta al 4-4-2

  • La más que segura ausencia de Cigarini, con esguince cervical, aclara el panorama del sistema, ya que Álvarez se queda sin una pieza clave del 4-3-3 · Kanoute y Luis Fabiano apuntan a la titularidad mañana

Comentarios 3

El parón liguero, con tantos días entre el estreno ante el Levante y el reencuentro con la competición mañana, ha dado para un debate en el que cada uno, desde dentro y fuera del club, ha podido hacerse una idea de qué le conviene más a este Sevilla. El indudable éxito del 4-3-3 con el que Antonio Álvarez cercenó de raíz la sangría producida ante Barcelona y Braga dio pie a que muchos abogaran por este sistema como una panacea que zanjara los agujeros del sistema defensivo y le diera al equipo más posesión y llegada. En contra está la tesis de los fieles incorruptibles del 4-4-2, fundamentada en la siempre intimidatoria presencia de Kanoute y Luis Fabiano. Y existía la duda de por cuál de ellos se decantaría Álvarez en el estreno liguero en Nervión. Pero la baja casi segura de Cigarini aclara el panorama.

El italiano se antoja una pieza clave en ese esquema en el que Zokora pivota por delante de la defensa, con el objetivo de realizar la vigilancia durante la posesión de balón, mientras que Cigarini y Renato se sitúan como interiores para escalonar la salida ofensiva y las transiciones de ataque. Pero no ha tenido fortuna el ex futbolista de Atalanta y Napoli esta semana.

Si viajó a Italia e incluso se desplazó a Estonia con la ilusión de debutar con la azzurra para que luego Cesar Prandelli ni siquiera lo vistiera en ninguno de los dos partidos oficiales de su selección, ayer se produjo una dolencia menor que le quita las opciones de jugar ante el Deportivo. Mientras estaba participando en un partidillo en el que Álvarez, mezclando teóricos titulares y suplentes, no dio pista alguna sobre su decisión final, Cigarini se tuvo que retirar entre ostentosos gestos de resignación, después de sufrir en un golpeo de cabeza molestias cervicales. Tras la inspección médica que se le realizó, se le ha diagnosticado un esguince cervical. "El centrocampista está pendiente de evolución en las próximas 24 horas", rezaba el parte, con lo que es difícil que se ejercite hoy y, aunque mejore, parece improbable que Álvarez lo fuerce mañana, sobre todo porque el jueves llega la cita con el PSG.

Así las cosas, todo indica que en el equipo habrá sitio para Kanoute y Luis Fabiano. Álvarez se ha quedado sin argumentos para el 4-3-3, si es que los tenía para el encuentro de mañana ante el Deportivo en Nervión, ya que los sustitutos naturales para la posición de Cigarini son José Carlos, con el que ya ha probado ahí varias veces, la última en Conil, o Romaric, que no está en una situación de partir de titular después de su frustrada salida. Como tampoco parece que sea el día para utilizar al canterano en una posición que no es la suya, ya que siendo puristas es mediapunta, una posición más ofensiva, la propuesta más adecuada parece la vuelta al 4-4-2. Zokora y Renato permanecerán en el once, al igual que Jesús Navas y Perotti, mientras que los dos grandes delanteros reingresarán al mismo. La principal incógnita es quién será el relevo del lesionado Fazio como central.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios