Más curvas para el campeonísimo

  • Las bajas de Xavi y Keita merman más a un Barcelona con 16 lesiones ya esta campaña, el doble de la pasada · Su debilidad en el Calderón calienta el debate sobre si la plantilla es muy corta para tantos frentes

Justo cuando regresa la Liga de Campeones y el Real Madrid, ya a sólo dos puntos, acosa más que nunca su liderato en el fútbol español, el Barcelona empieza a incubar problemas en forma de lesiones. Xavi y Seydou Keita han sido los últimos en caer, según las pruebas médicas realizadas ayer. El primero estará 15 días sin jugar por una rotura fibrilar y el africano permanecerá en la enfermería entre tres y cuatro semanas por otra dolencia muscular en la pierna derecha.

"Xavi sufre una lesión fibrilar en el semitendinoso del muslo derecho y el tiempo aproximado de recuperación será de 15 días", informaron los médicos del club. Keita, por su parte, sufre "una rotura muscular en el semimembranoso de su muslo derecho".

Éste fue el parte de guerra del aciago partido vivido el domingo por el equipo azulgrana, que sumó su primera derrota en la Liga BBVA al caer por 2-1 en su visita al Atlético de Madrid. El equipo rojiblanco hizo un favor a su encarnizado vecino, el Real Madrid, que se situó a sólo dos puntos del Barcelona.

La pasada temporada, el Barcelona sólo registró ocho lesiones y en la presente acumula hasta 16, incluyendo las de Xavi y Keita.

La anterior semana, hasta seis jugadores (Touré, Keita, Daniel Alves, Eric Abidal, Dimitro Chygrynskiy y Puyol) visitaron la enfermería azulgrana aquejados de lesiones de carácter muscular.

Llama la atención el caso de Daniel Alves, el jugador que parecía de goma, que a pesar de los numerosos frentes que ha venido disputando desde su época en el Sevilla ha ido esquivando la enfermería con la misma facilidad con que sortea a los rivales cuando sube una y otra vez la banda derecha. Pero incluso él ha caído.

Todas las molestias llegaron, paradójicamente, en un momento en el que el Barcelona sólo disputó un partido por semana, después de caer eliminado en la Copa del Rey a manos del Sevilla en los octavos de final, a principios de enero.

Y ahora comienza el tramo más exigente de la temporada, con el regreso de la Liga de Campeones. En Stuttgart, el martes 23, jugará todavía sin algunas de sus mejores piezas y Josep Guardiola, su técnico, deberá improvisar durante las próximas semanas.

El entrenador catalán ya tuvo que inventar cosas en la visita al estadio Vicente Calderón, incluyendo al joven Jeffren en el lateral derecho, cuando el venezolano es un extremo. A ello le obligaron también las ausencias por sanción de Gerard Piqué y Rafa Márquez.

"¿Qué les pasa a los músculos del Barcelona?", se preguntaba ayer el diario Sport. "El Barcelona necesita ir recuperando efectivos para poder mostrar su mejor cara", añade Mundo Deportivo. "Son cosas que pasan durante una temporada y deberemos ir superándolas", aseguró un tranquilo Guardiola.

El Barcelona ofreció el domingo su peor imagen del curso, pues apenas inquietó el triunfo del Atlético de Madrid. Y ahora se reaviva un debate iniciado a comienzos de temporada: ¿Tiene el Barcelona un plantel excesivamente corto?

La comparación con el Real Madrid es inevitable, sobre todo después de que el equipo blanco apenas echara de menos prolongadas ausencias de estrellas como Cristiano Ronaldo, Kaká o Pepe, éste aún convaleciente.

Además, las nuevas incorporaciones del campeón de Liga y Champions apenas entran en las rotaciones de Guardiola, que no está contando habitualmente con Chygrynskiy, un futbolista a quien él mismo pidió.

Mientras, el Real Madrid aparece ya como una amenaza más que seria para el Barcelona, pues el equipo blanco está logrando conjuntar a todos sus nuevos fichajes. El superclásico del 11 de abril en el Santiago Bernabéu podría ser decisivo.

Guardiola pide prudencia y reclama no caer en el pesimismo. "En el camino nos hemos ido quedando sin gente, pero los recuperaremos en el momento que llegue la hora de la verdad. No hay presión del Real Madrid, la única presión que tengo es hacer las cosas bien y ganar los partidos", afirma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios