El debate caza adeptos

  • Las variantes en el sistema de juego que ha empleado Álvarez en lo que va de temporada continúan dando que hablar · Zokora reconoce que prefiere jugar con el 4-3-3: "Así el equipo es más ofensivo"

Comentarios 4

Debate es la palabra de moda en el entorno del Sevilla. Jugar con un delantero o con dos, con extremos o con triple pivote... Las variaciones en el sistema de juego de Antonio Álvarez en lo que llevamos de temporada están dando mucho que hablar. El marchenero apostó en el inicio de liga en el Ciudad de Valencia, ante el Levante, por el 4-3-3, con Renato, Cigarini y Zokora en el centro del campo, Jesús Navas y Perotti en las bandas, y Negredo en punta. La jugada salió redonda, ya que el Sevilla se trajo los tres puntos de terreno granota, pero, a la vez, suscitó la pregunta de cuál es el mejor sistema de juego para este Sevilla.

En el fracaso que supuso la eliminación de la Liga de Campeones en la ronda previa, en cambio, Álvarez apostó por introducir a dos delanteros centro como Luis Fabiano y Kanoute, lo que dejaba menos poblada la zona medular, ya que Zokora era el único encargado de hacer de imperdible entre defensa y delantera.

Ayer, el propio Zokora se pronunció al respecto incidiendo en su gusto por jugar con tres jugadores en el centro del campo. "Yo prefiero el 4-3-3 porque así tenemos más opciones en el aspecto atacante. Con Renato y Cigarini me complemento muy bien, pues ellos son jugadores más creativos y yo, por otra parte, puedo hacer mejor el trabajo defensivo. Estoy muy contento de poder jugar junto a ellos. Además, así el equipo es más ofensivo".

Poco después el costamarfileño se mostró más neutral a la hora de referirse al resto de sus compañeros, en especial con los que comparte parcela en el terreno de juego. "El Sevilla tiene en la actualidad grandes centrocampistas y eso hace más difícil la elección al míster. A mí me da igual jugar con uno o con otro. Yo soy feliz cuando juego".

Hace unos días, Negredo se postulaba en la misma línea que el centrocampista africano. "Me encuentro mucho más cómodo con el 4-3-3. Así jugaba tanto en Almería como en el Castilla. Entiendo que, con los dos delanteros que hay, el míster se ve obligado a contar con la gente de calidad de arriba y opta por el otro sistema. A veces sale bien y otras mal", decía el vallecano.

Lo que está claro es que Álvarez, pese al debate, tiene en su mano un amplio abanico de opciones. Para el encuentro del domingo ante el Deportivo la duda persiste ya que el parón por los compromisos de las selecciones ha permitido al entrenador trabajar sus tres delanteros. Jugar en casa aprieta los machos al técnico y una afición tan exigente como la del Sánchez-Pizjuán aboga por la presencia de dos delanteros. Así, sacar a un solo punta sería una decisión bastante delicada.

Sea como fuere, para Álvarez lo primordial es que el equipo recupere su equilibrio, con un dibujo o con otro, que vuelva a hacerse fuerte en defensa y, a partir de que se cumpla esa premisa, apostar por el mejor sistema en cada situación. Si ese equilibrio no se produce, el debate deja de tener sentido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios