Sevilla-borussia mönchengladbach

La defensa se pone seria

  • El campeón esgrime su fortaleza en Nervión para buscar la debilidad del coriáceo. Borussia y encauzar un duelo que promete emociones. Tremoulinas entra en una lista en la que no está Gameiro.

Comentarios 4

Un equipo alemán de los realmente buenos, un visitante de resonancias históricas, comparece esta noche por Nervión para arrebatar al sevillismo su más dorado sueño, el de ser el primero en la historia que conquista cuatro veces la hoy denominada Liga Europa. El Borussia Mönchengladbach es una especie de trasunto del Sevilla en Alemania y Europa. Un histórico que figura en un segundo escalón en su país y en el Viejo Continente, por palmarés y por potencial actual. Por ello, la eliminatoria es sin duda de las más estimulantes de una competición, la presente Liga Europa, trufada de cruces de tronío. En sólo uno de ellos figura un equipo con la noble misión de revalidar el título. Y hoy juega, como habitualmente hace, en Nervión.

"Como se defiende a una hija". Así titulamos en estas mismas páginas la previa del partido en el Ramón Sánchez-Pizjuán ante el Feyenoord, cuando el Sevilla iniciaba la andadura en su competición fetiche, allá por septiembre. Esa expresión tan gráfica sobre el ardor que los sevillistas debían mostrar en su aventura continental fue incluso referida por el propio Unai Emery en su blog personal. La hizo suya en su empeño de que nadie en el vestuario olvidara el vínculo con la gran copa que le cambió la vida al club en 2006.

Unos meses después de ese primer paso, la defensa de ese bello trofeo sin asas se le ha puesto bien seria al campeón. No ejerció como tal en Rijeka, Lieja ni sobre todo Rotterdam, donde cayó con justicia, y por ello acabó segundo de grupo y ahora se las tiene que ver con el tercero de la Bundesliga.

La eliminatoria es de dieciseisavos de final pero tiene sabor a cuartos o semifinales: este Borussia puede tener un nivel similar al de aquel Schalke que hincó las rodillas en el suelo aquel Jueves de Feria. Un equipo que es puro pedernal, al que hacer gol es una aventura, sobre todo si se adelanta en el marcador y ordena un repliegue intensivo. Un equipo que además llegará con la inyección de moral de haber ganado el derbi del Rhin al Colonia con un gol de Xhaka en el alargue.

De los mensajes de profundo respeto al Sevilla que llegan desde Renania del Norte-Westfalia, se infiere que la tropa que adiestra el suizo Lucien Favre va a jugar con tibias licencias ofensivas, bien pertrechada y confiada en la velocidad de sus extremos y el despliegue físico de sus medios.

Al otro lado del tablero saltará un Sevilla que se siente muy seguro ante su gente. Lleva más de un año sin perder en casa en la Liga y no lo hace en Europa desde que el Betis lo derrotó en los octavos de la pasada Liga Europa, el 13 de marzo, una semana antes del primer gran alegrón que se dieron los de Emery hasta la conquista final de Turín. Esa fortaleza mental como anfitrión ayuda a fraguar unos conceptos tácticos a los que les falta algo de cocción: sea por la tendencia a las probaturas de Emery, sea por las bajas, al Sevilla le está costando mostrar un trazo bien definido sobre la hierba.

Ante el Córdoba, el sábado pasado, volvió el entrenador vasco a acercar a Iborra a la zona de remate. Pero esta vez, el gigante valenciano alternó más su posición con Banega, mientras que Krychowiak, el tercer medio, se anclaba más. Teniendo muy presente que el Borussia no es el Córdoba, no sería extraño que Emery repitiera ese dibujo, incluso con el mismo once que despachó a los cordobeses con placidez. Será un partido que requiera mucha presencia en el medio, en la sala de máquinas, para hacer frente al físico germano. Y como también será conveniente tirar de la creatividad de Reyes para buscar agujeros en una tupida red, se antoja muy prudente que coincidan en el campo Krychowiak, Iborra y Banega.

Defender algo como si de una hija se tratara puede llevar a acelerar el corazón más de lo aconsejable. Pero será un partido para manejar los tiempos. No desesperarse. No caer en la ansiedad y saber madurarlo. Una victoria corta, mínima, es un potosí en eliminatorias tan igualadas. Cita grande. La gran defensa se pone seria.

Tremoulinas, novedad en la lista

Tremoulinas es la gran novedad en la lista de convocados del Sevilla. El defensa llevaba de baja desde el partido ante el Celta de principios de enero, pero esta semana se ejercitó con el grupo y el técnico vasco ya le tiene a su disposición para el partido ante el conjunto germano. Sin embargo, quien no está todavía listo fue el delantero francés Kevin Gameiro, que finalmente no entró entre los 18 convocados, por lo que, con la baja de Iago Aspas, el equipo andaluz sigue cojo de delanteros, motivo por el que Emery citó al canterano Juan Muñoz. Tampoco fue citado el defensa Alejandro Arribas.

La lista de convocados del Sevilla es la formada por Sergio Rico, Mariano Barbosa, Diogo Figueiras, Aleix Vidal, Fernando Navarro, Tremoulinas, Pareja, Carriço, Kolo, Krychowiak, Iborra, Banega, Reyes, Vitolo, Deulofeu, Denis, Bacca y Juan Muñoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios