El delantero, la nueva obsesión

  • La marcha de Bacca, que reportó 30 millones, obliga al club a firmar un punta que asegure goles El presidente del Girondins admite el interés en Rolán

Carlos Bacca y Iago Aspas ya son historia en Nervión. Gameiro, héroe del sevillismo con su gol al Zenit en San Petersburgo en los cuartos de final de la Liga Europa, es el único delantero puro en nómina, así que tras poner las bases reforzando la zaga (Escudero y Rami) y el centro del campo (Krohn-Dehli, Kakuta y Konoplyanka, casi cerrado a falta de que sea oficial, además de la apuesta por N'Zonzi, por el que las negociaciones, aparcadas el fin de semana, están avanzadas) la obsesión ahora es la contratación de un punta que asegure goles y competencia para el francés.

Bacca voló hacia Milán dejando 30 millones en las arcas de la entidad. Bueno, sin duda, para la economía del club, aunque malo a la hora de negociar, pues el resto de equipos saben el dinero ingresado (a lo que hay que sumar la cantidad del Barcelona por Aleix Vidal) y se cierran en banda a la hora de negociar con Monchi. Con la marcha de dos jugadores en esa posición lo ideal sería traer a otros dos, pero con futbolistas como Reyes, Vitolo, Kakuta o Denis Suárez, capaces de descolgarse en ataque, existe la posibilidad de que sólo viniese uno que se complementase con Gameiro.

Con todo, se trabaja para apuntalar la vanguardia con garantías y varios nombres están en la agenda de la dirección deportiva. Uno es el del uruguayo Diego Rolán (15 goles en 33 partidos), del Girondins del Burdeos, por el que aseguran que el club ha rechazado una oferta del Newcastle de 15 millones por no convencerle la forma de pago. Incluso el presidente de los bordeleses, Jean-Louis Triaud, confirmó el interés por el internacional de 22 años: "El Sevilla y uno o dos equipos ingleses están interesados en el jugador. Ningún futbolista es intransferible, depende de las condiciones que nos ofrezcan, pero por 10 ó 12 millones se queda con nosotros. Es un chico joven con mucho talento y no tenemos interés en venderlo", indicó el mandatario a webgirondins.com.

El perfil que pretende Monchi y su secretaría técnica está claro y mantiene la línea de los últimos años: jóvenes apuestas que se revaloricen en el futuro (sería el caso de Rolán) o futbolistas en busca de una segunda oportunidad para reivindicarse. En ese grupo se enmarca, por ejemplo, Ciro Inmobile, que saldrá del Borussia Dortmund tras su infructuoso paso por el conjunto alemán. La losa de tener que hacer a olvidar a Lewandoski pesó en el italiano, que sólo logró tres goles en la Bundesliga frente a los 22 anotados en el Calcio un año antes con el Torino. Con todo, el de Nápoles se deja querer por el conjunto de su tierra: "Para un napolitano como yo sería bueno para aterrizar allí, pero hay negociaciones y contratos que deben respetarse", ha manifestado el internacional absoluto en una radio italiana. El Borussia lo tasa en unos 15 millones, una cifra que se antoja muy alta para el Sevilla.

Desde Italia otro nombre se ha relacionado con el Sevilla. Se trata de otro tipo de jugador que ya el año pasado Emery echó en falta en algunos momentos, Un delantero alto, capaz de bajar balones aéreos para conectar con los que suban desde la segunda línea. Cuestionado a Giuseppe Marotta, director general de la Juventus, sobre Llorente, manifestó: "El interés del Sevilla no se ha traducido en ninguna propuesta". Muchos nombres, en definitiva, que apuntan al delantero como nueva prioridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios