El derbi sevillano

El derbi de los reencuentros

  • Múnich, Vallecas, Valencia, Brujas, Barcelona y hasta Nervión, lugares donde han convivido muchos de los que se enfrentarán el domingo.

Se acerca el derbi con su carga de pasión y nervios y con él llegará el reencuentro de muchos de sus protagonistas. Fuera del césped existirá la tensión propia de estos partidos y a esas emociones no serán impermeables los futbolistas. Aun así, muchos de esos futbolistas verán el partido de la máxima rivalidad con algo más de naturalidad o calma, porque hasta 21 futbolistas del Sevilla y del Betis han compartido alguna vez vestuario anteriormente, en otros equipos y en lugares tan lejanos como Barcelona, Valencia, Múnich o Brujas. Ojalá que no tengan que mediar las amistades forjadas entre muchos de ellos para que el vaso de las emociones no se desborde... 

Se podría hacer una plantilla con los futbolistas que saben lo que significa compartir un vestuario con el que el domingo será su enemigo acérrimo. Faltaría un portero, pero hay de todo: laterales, centrales, medios de contención, mediapuntas, extremos y delanteros. A saber:

Los amigos de Pareja

El caso más llamativo puede ser el de Pareja. El central sevillista, que se perderá el duelo por un esguince de rodilla, convivió con hasta tres futbolistas del Betis antes de recalar en Sevilla. Fue en el Espanyol, donde despuntó antes de su aventura rusa. Allí, al llegar procedente del Anderlecht en 2008, se encontró con Chica, ya asentado, y con un emergente Dídac. Con ellos estuvo hasta que en 2010 fichó por el Spartak de Moscú. Pero antes de salir de España conoció a Verdú, que aterrizó en Cornellà procedente del Deportivo de La Coruña en 2009.

Verdú y Fernando Navarro

Verdú, en su ya dilatada trayectoria, no coincidió solamente con el central argentino del Sevilla. Ingresó con 10 años en La Masía y se encontró que allí ya había llegado un poco antes Fernando Navarro. El lateral sevillista, un año mayor que el mediapunta verdiblanco (31 por 30 años), ascendió antes al Barcelona B. En la temporada 02-03, año en que promocionó al filial Verdú, Van Gaal le dio ficha del primer equipo al sevillista, aunque una grave lesión, precisamente ante el Sevilla en aquel recordado 0-3, ralentizó su progresión. Pero coincidirían en la 04-05 en el Barcelona de Frank Rijkaard, aunque Verdú apenas pudo jugar un par de partidos, uno de Copa, en el que el Barça fue eliminado por la Gramanet de la Copa, y otro de Champions. Y ambos partidos los jugó junto a Fernando Navarro. 

Rubén Castro y Coke

Con Pepe Mel como maestro de ceremonias, Rubén Castro, justo antes de llegar al Betis, jugó con Coke en Segunda División, en el Rayo Vallecano de la campaña 09-10. Aquella temporada, el bético acababa de aterrizar en Vallecas procedente del Huesca, en una etapa más de su largo peregrinar por toda la Península Ibérica desde que salió de Las Palmas, mientras que el sevillista estaba asentándose en el equipo después de haber dado el salto al primer equipo desde el Rayo B en la campaña 06-07.

Y Coke con Amaya

Antes que con Rubén Castro, Coke ya había conocido en Vallecas al también madrileño Amaya, todo un veterano en el Rayo desde años atrás. Curiosamente, el ahora jugador bético firmó tres temporadas por el Wigan en 2009, lo que le impidió coincidir con su ahora compañero en el Betis. Pero con Coke estuvo cuatro temporadas, antes y después de su año en Inglaterra, de donde regresó a Vallecas en 2010 cedido por el Wigan para afincarse finalmente en Sevilla.  

Trochowski y Steinhöfer 

Una relación mucho más antigua y larga es la que mantienen Trochowski y Steinhöfer, que hace poco incluso han compartido una barbacoa, según confesó el sevillista. Seguramente habría salchichas bávaras en el menú, ya que ambos coincidieron en el segundo equipo del Bayern Múnich en el inicio de ambos, entre 2004 y 2005. Luego, el sevillista fichó por el Hamburgo, de donde llegaría a Nervión, y el bético por el Salzburgo, antes de pasar por Eintracht, Kaiserslautern y Basilea, etapas previas a Heliópolis.

Bacca y Jordi

Desde hace dos años el delantero Bacca y el central Jordi mantienen una buena relación. El Brujas unió los destinos del sevillista y del bético, que se han reencontrado en Sevilla. El colombiano eligió el club belga para dar el salto a Europa desde el Baranquilla en 2011, mismo año en que el catalán, un trotamundos del fútbol igual que Rubén Castro, dejó el Rayo, adonde llegó al tiempo que Amaya y Coke arribaban a Sevilla.

Iborra y Xavi Torres

Muy unidos también están Iborra y Xavi Torres, que formaron una consolidada pareja de medios en el Levante. El sevillista, criado en la cantera del club valenciano, fue uno de los artífices del histórico ascenso a Primera del equipo granota, con Luis García en 2010, en cuyo verano arribó Xavi Torres. Ambos eran titulares asiduos tanto en aquel equipo que se consolidó en Primera en la 2010-11 como en el que sorprendió el curso siguiente con Juan Ignacio Martínez, que brilló con una histórica clasificación para la UEFA con ambos como actores principales. En 2012 separaron sus destinos.

Cheryshev y Juanfran

Cuando el bético Juanfran llega al Real Madrid Castilla en 2009, ya despuntaba en el filial blanco un chaval de origen ruso pero criado futbolísticamente en Gijón y Madrid: Cheryshev. Ambos han compartido este vestuario varios años y lograron el ascenso a Segunda División en la campaña 2011-12. El hispano-ruso, no obstante, debe regresar a Chamartín, mientras que el madrileño eligió el Betis para seguir labrándose su futuro.

Salva Sevilla en Nervión

Conocido es el pasado de Salva Sevilla en el Sevilla Atlético. El medio bético arribó al filial blanco en 2005, justo cuando Javi Varas regresaba a la carretera de Utrera de su cesión en el Alcalá. Antes de su salto al Salamanca en 2008, el virgitano se entretuvo, junto con el meta sevillista, en lograr el ascenso con Manolo Jiménez a Segunda División, en 2007, y en la categoría de plata coincidió con los recién llegados Perotti y Fazio.

Aquella noche negra de Fernando Navarro y Verdú en Gramanet

Igual que hay éxitos que unen, hay experiencias negativas que también. Fernando Navarro y Verdú tuvieron un crecimiento paralelo en la cantera del Barcelona, aunque con un pequeño margen generacional. El sevillista debutó antes en el Barcelona, de la mano de Louis van Gaal. Pero se lesionó de gravedad el 15 de diciembre de 2002 (Barcelona-Sevilla, 0-3) y regresó al Camp Nou en 2004, tras una temporada rehabilitándose en el Albacete. Aquel año, Verdú empezaba a despuntar y Frank Rijkaard los citó a ambos para la primera ronda copera ante la Gramanet. El sevillista, que terminó lesionado, fue titular y el bético salió por Giuly en el 83'. Ambos vivieron el infierno de una prórroga bajo la lluvia definida para la Gramanet por un gol de Ollés en el minuto 87. Fue el 27 de octubre de 2004.

Éxtasis de Javi Varas, Salva Sevilla y Fazio tras el ascenso de 2007

Entre los que han compartido vestuario antes de recalar en el Sevilla o el Betis, hay llamativos éxitos, de esos que unen para no olvidarse jamás. Uno bastante llamativo es del ascenso a Segunda División de Javi Varas, Salva Sevilla y Fazio, en junio de 2007, en la cuarta intentona del equipo que entonces dirigía Manolo Jiménez. Los dos primeros habían recalado en el filial en 2005 y al final de esa campaña conocieron la cara fea del fútbol al caer en la liguilla de ascenso a pesar de haberse proclamado campeones del Grupo IV. Pero un año después, el 24 de junio de 2007 y gracias a un gol del ahora osasunista Lolo, los tres vivieron el éxtasis tras superar al Burgos en el Sánchez-Pizjuán. Su autobús se unió a las celebraciones del Sevilla, que la noche antes se había proclamado campeón de la Copa ante el Getafe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios