El desparpajo al poder

  • Luis Alberto, el canterano más esperado por la afición, se ofrece para ser titular y participar con su juego interior · "Nunca me he puesto nervioso en un terreno de juego y no voy a ponerme ahora", dice.

Comentarios 1

A sus 18 años, Luis Alberto disfruta del momento soñado por cualquier canterano. Al día siguiente de recibir la citación para jugar en Oporto un torneo con la selección sub 19 del Martes al Viernes Santo, Gregorio Manzano lo subió al primer equipo. Las bajas del Sevilla se concentran en la línea de tres cuartos del ataque, precisamente el espacio donde mejor se desenvuelve este esbelto y talentoso mediapunta con clase sobrada para ver el fútbol y mirar a puerta. De hecho, en el Sevilla Atlético acumula 15 goles, 12 pases de gol y 90 tiros a puerta. Mañana se le presenta la ocasión de demostrar al sevillismo que tenía toda la razón del mundo en estar tan expectante con su irrupción. Hoy sabrá si se monta en el avión rumbo a Getafe e incluso si será titular. Mientras, paladea el momento con el mismo desparpajo con el que se desenvuelve en el campo, con suma tranquilidad.

Nacido en San José del Valle, en la sierra de Cádiz, el 28 de septiembre de 1992, Luis Alberto ya atisba su momento de gloria: "Bueno, parece que está más cercano el sueño, creo que está llegando el momento y tengo que aprovecharlo bastante bien. Es el sueño que uno viene trabajando desde chico. Ahora estoy ahí, quiero aprovecharlo y veremos qué pasa. Yo lo llevo bien, hay varias bajas, soy de la cantera y el míster ha decidido tirar de mí y estoy aquí para cumplir. Soy uno más para hacerlo lo mejor que pueda si me citan para ir a Getafe".

Ni la enorme expectación que está levantando su probable irrupción en el Sevilla le quiebra la voz a Luis Alberto: "Nunca me he puesto nervioso en un terreno de juego y no me voy a poner ahora. Éste es mi trabajo, como puede ser el tuyo -replicó al periodista-, tengo que hacerlo lo mejor posible para ganar y seguir ahí. Si en una oportunidad que me dan me pongo nervioso, pues mal vamos". Y refrendó su seguridad con los datos de su trayectoria: "Me veo preparado. En el filial llevo 30 partidos, me he curtido bastante bien y espero tener minutos el sábado y aprovecharlos y darle motivos al entrenador para que siga contando conmigo".

Hablando de entrenadores, se acordó de Ramón Tejada, su gran valedor en la cantera blanca: "Tejada me dio una oportunidad bastante bonita, al salir del cadete me subió al División de Honor (con sólo 15 años) y sin estar al nivel de mis compañeros apostó por mí, me dio partidos y llevo tres años con ellos muy emotivos, los mejores".

También desbrozó cuál es su tipo de fútbol, para el que no lo haya disfrutado en el filial. Si juega en la izquierda, no será como extremo: "Perotti juega más pegadito a la línea y yo no soy un extremo, soy un interior que me suelo meter para dentro y buscar otro fútbol". ¿Es lo que quiere Manzano de él? Aún no ha hablado conmigo, pero el míster nos ha visto varios partidos y creo que sabe dónde tengo mi mejor rendimiento. Tanto en la banda como en la mediapunta me está yendo bien y estoy a gusto. Supongo que, si entro en la convocatoria, hablará conmigo".

Al gaditano lo comparan con Valerón y con Montero: "Si llego algún día a su nivel, agradeceré que me hayan comparado con ellos", dijo, y se mostró firme ante la opción de enfrentarse a un central de corte duro: "Me da igual que sea el Cata Díaz u otro el que esté delante. No tengo que cambiar mi fútbol, es lo que me ha traído aquí y tanto en Segunda B como en Primera tengo que hacer lo mismo". Y lo tiene claro: "El reto es mantenerme, pero sabiendo que soy del Sevilla Atlético y que estoy aquí porque hay muchas bajas". Ahora sólo cabe esperar que la enorme expectación no lo queme antes de tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios