El examen del muro alemán

  • El Borussia, el sexto equipo menos goleado de Europa, pone a prueba el repertorio ofensivo de Emery.

El Sevilla deberá encomendarse el jueves a la imaginación de Reyes y su visión telescópica, la explosividad de Deulofeu si tiene minutos, la pausa y la circulación de Banega, la potencia de Vitolo, las mágicas conducciones de Denis Suárez y el olfato de gol de los mejores días de Bacca para conseguir un buen resultado en la visita del Borussia Mönchengladbach que garantice viajar a Alemania con el mayor porcentaje posible de opciones de pasar la eliminatoria y meterse en los cuartos de final de la UEFA Europa League.

La seguridad defensiva del equipo entrenado por Lucien Favre es su principal arma y la baza que tratará de esgrimir en su visita al Sánchez-Pizjuán. Y es que el tercer clasificado de la Bundesliga es uno de los equipos más rocosos de Europa, con bastante pericia y bien entrenado para cerrar los espacios ante cualquier rival. El Borussia Mönchengladbach es el segundo menos goleado de su liga con 19 tantos encajados en 21 partidos, sólo superado en este aspecto por el Bayern Múnich de Guardiola, que ha encajado nueve tantos -curiosamente, recibió cuatro en un mismo partido ante el Wolfsburgo-. Sin embargo, uno de los mayores logros del Borussia fue salir ileso de su visita al Allianz Arena, donde arrancó un punto tras dejar su puerta a cero y acabar el encuentro sin goles.

El rival del Sevilla ha dejado su portería a cero nada menos que en 12 encuentros esta temporada (ocho de la Bundesliga y cuatro entre Liga Europa y la Copa alemana) y sólo en una ocasión ha recibido más de dos goles, en el mes de noviembre en la visita del Eintracht Fráncfort al Borussia Park (1-3).

El Mönchengladbach es el sexto equipo menos goleado de todas las grandes ligas europeas. Sus 19 tantos encajados en la Liga sólo han sido superados por el ya citado Bayern Múnich (nueve), los italianos Juventus y Roma (12 y 17) y el Barcelona en la Liga española (13). En la Premier, si bien con más partidos jugados, los grandes han recibido más goles que el Borussia, pero no el Southampton de Koeman, que ha encajado 17 goles. En Francia, tanto el líder Lyon como el cuarto clasificado, el Saint Etiene, suman 19 tantos en contra, igual que los alemanes.

El cuadro de Favre, que el fin de semana pasado ganó al Colonia por la mínima en el tiempo extra (1-0), basa su fortaleza en dos líneas de cuatro por delante de su portero Sommer y constantes ayudas para crear superioridad numérica. Con una columna vertebral segura en la que Xhaka pone el fútbol y Kramer el músculo, Brouwers y Jantschke imponen respeto en el eje de la zaga. Todo un complejo sistema que obligará al once de Emery a tirar de todos sus recursos y que sin duda no permitirá que la eliminatoria se decida ni mucho menos en Nervión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios