La fatiga aparece en el músculo

  • Mbia, Iago Aspas y Coke, nuevas víctimas de la acumulación de esfuerzos.

El músculo rinde adecuadamente cuando está realizando un trabajo dentro de su umbral de actividad. Si un futbolista, o un deportista en general, sobrepasa este umbral y sigue trabajando entrará en el umbral de agotamiento y el músculo empezará a no responder con eficacia. Y es entonces cuando existen mayores posibilidades de lesión por exceso de trabajo. En estas circunstancias se recomienda parar y dar un periodo de recuperación, o bien disminuir la intensidad del ejercicio. 

Esto, que es uno de los mandamientos de cualquier actividad física, ha tenido una difícil aplicación en el Sevilla en los últimos dos meses y las consecuencias están llegando ahora. Con partidos miércoles y domingo en este periodo y la aparición de las primeras bajas, en el equipo de Emery han tenido que acumular esfuerzos varios jugadores, lo que se ha ido convirtiendo en la pescadilla que se muerde la cola hasta llegar a la situación actual. Este martes, si bien la noticia agradable es la vuelta de Reyes, que ya se entrena desde esta semana con normalidad, se sumaron nuevas lesiones musculares a las ya existentes, producto probablemente todas ellas de la llamada fatiga muscular. Cuando un músculo entra en fase de agotamiento, las fuentes energéticas del mismo (glucosa, ATP...) se agotan, por lo que se va endureciendo y se va limitando su capacidad de contracción. 

Si bien Emery ha tratado de repartir en la medida de sus posibilidades los esfuerzos, al final la musculatura de los futbolistas se ha resentido. Por poner un ejemplo, Mbia, después de casi un mes fuera en la Copa de África -es imposible además saber cuál ha sido su régimen de entrenamientos, descanso, alimentación... con Camerún-, en circunstancias normales no hubiera sido titular en Getafe después de jugar cuatro días antes un partido muy intenso y exigente en lo físico en el Bernabéu. Así pues, se rompió en el minuto 15 y este martes se conoció que su periodo de recuperación será de dos a tres semanas por una lesión en el bíceps femoral derecho. 

No fue el único contratiempo reflejado en el parte facilitado por los médicos este martes. Iago Aspas es otro que se cae al sufrir una lesión miofascial en el adductor medio derecho, "con un periodo de baja entre tres y cuatro semanas". Y, por si fuera poco, el mismo tiempo de baja se estima para Coke, que sufre una rotura fibrilar en músculo semimembranoso izquierdo. 

Aunque Reyes ya se recuperó Pareja, que está disponible aunque también se perdió varios partidos por un problema muscular, hay que sumar estos jugadores a otras bajas condicionadas por estos factores, como la de Gameiro. 

"Hay muchos factores que se han dado, muchos minutos acumulados, frío... que influyen en las lesiones", explicó el jefe de los servicios médicos del club, Juan José Jiménez. La acumulación de minutos se entiende perfectamente y lo del frío, aunque pueda parecer baladí en el fútbol profesional, está demostrado que es una de la causas ambientales que pueden causar fatiga muscular, como cualquier enfermedad orgánica (un simple dolor de muelas), la falta de descanso o una deficiente alimentación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios