El foco gira a Inglaterra

  • Monchi y José María Cruz se desplazaron a las islas para acelerar las negociaciones por el medio centro Nzonzi, que pueden desembocar al fin en un acuerdo la semana próxima

Un centrocampista de corte físico, un delantero goleador y contrastado, otro delantero de proyección que acepte un rol secundario y, finalmente, un lateral derecho si Diogo Figueiras sale, como es intención de Unai Emery. Son los cuatro refuerzos que tiene pendientes Monchi y su secretaría técnica después del acelerón de esta semana, con los fichajes ya oficiales de Rami y Escudero, más el ultimado, a falta de flecos, de Konoplyanka.

Y Monchi, quizás estimulado por los recientes cierres de operaciones que eran preferentes para él -Rami y Konoplyanka, pilares del nuevo proyecto, eran opciones A en su lista y Escudero era un deseo personal desde que despuntó en el Murcia- allá que se fue a tender sus redes en busca de otra de las piezas clave para el mecano de Unai Emery: el medio que cubra el vacío que deja Mbia.

De nuevo, el Sevilla aprieta por una opción A para la vacante que deja el centrocampista camerunés con su macha al Trabzonspor turco. El nombre ya es público desde hace días, Steven N'Zonzi. Si Monchi y el director general del club, Jose María Cruz, no estuvieron en la noche del jueves en las tripas del Ramón Sánchez-Pizjuán para ser testigos del acuerdo definitivo por Konoplyanka, fue porque se encontraban en tierras británicas para tratar de arrancar el sí del Stoke City al traspaso de N'Zonzi.

El club inglés quiere enrocarse ante las propuestas que le llegan para desprenderse del que fue considerado como el mejor jugador del equipo la pasada temporada, pero el medio centro, internacional sub 21 con Francia, acaba contrato el 30 de junio del próximo año y está lejos de ampliar su vínculo. Ha tomado la decisión de irse y, tras rechazar una oferta más suculenta del Leicester, está de acuerdo con la propuesta del Sevilla, cuyo proyecto deportivo le atrae sobremanera. Es la gran baza que juega Monchi en su tira y afloja.

Después de aquella primera propuesta de 4,2 millones de euros, que fue tildada de "irrisoria" por el director ejecutivo del modesto club inglés, Tony Scholes, el Sevilla ha puesto sobre la mesa una segunda oferta superior. Y aunque de momento sigue sin haber acuerdo, fuentes del club de Nervión son optimistas respecto a que las negociaciones lleguen a buen puerto la semana próxima. El Stoke tasa a su jugador en unos 10 millones de euros, cifra a la que el Sevilla no va a llegar bajo ningún concepto y menos teniendo en cuenta que al jugador, al que también pretende el Mónaco, sólo le queda un año más de contrato con el club rojiblanco.

N'Zonzi se ajusta como un guante al perfil que demanda Unai Emery para completar su medular: destaca por su físico (mide 1,90 metros), su sentido táctico y su despliegue en el terreno de juego, pero también es capaz de ayudar a armar el juego. Llama la atención su regularidad, pues en la pasada campaña, sólo dejó de jugar 45 minutos de todos los que consumió el Stoke. Ni lesiones, ni sanciones.

Por ahora, el Sevilla ha desembolsado 10 millones de euros en concepto de traspasos en lo que va de pretemporada (4 Kakuta, 3,5 Rami y 2,5 Escudero) y en cambio se asegura unos ingresos, por ahora, de 50 como mínimo: 20 más 3 en variables por Aleix Vidal, y algo más de 30 por Bacca. El fichaje / traspaso de Iago Aspas depende de que se encuadre en un ejercicio o en otro.

Mientras, siguen las gestiones paralelas para buscar acomodo a los jugadores que no entran en los planes de Unai Emery para la próxima temporada. El Santos Laguna, de México, será el destino de otro de los descartes de Unai Emery, Bryan Rabello, según apuntó ayer ESPN. El chileno firmará un contrato de cuatro temporadas con el campeón mexicano. Rabello jugó como cedido la pasada temporada en el Lucerna suizo y en el Leganés. Llegó al Sevilla Atlético en 2012 procedente del Colo Colo y ha jugado 18 partidos oficiales con el primer equipo sevillista (un gol).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios