Las incógnitas del ataque

  • Perotti, con distensión leve de ligamentos, centra las miradas ante el estado de Kanoute · Sin el francés, al Sevilla le costó ganar fuera, aunque lo hizo en las dos primeras salidas ligueras y en la Copa en Málaga

Comentarios 3

Un nuevo inconveniente le ha surgido a Gregorio Manzano para configurar su línea de ataque en Almería, hasta donde se desplaza hoy el Sevilla sin saberse aún si Perotti estará entre los expedicionarios. Si el estado de Kanoute prácticamente lo descarta para su esperado regreso, tampoco se puede decir que el argentino tenga garantizado su concurso en el estadio de los Juegos Mediterráneos. Ayer no se ejercitó por precaución, según rezaba en el parte médico ofrecido por el club. Sin embargo, la dolencia que sufre no invita al optimismo, pues sufre una distensión del ligamento coletaral interno de la rodilla, debido a un mal giro en el entrenamiento del jueves que le impidió ejercitarse ayer. El escaso margen de tiempo para su plena recuperación, aunque se trate de una distensión leve, juega en contra de su presencia en Almería.

Perotti no está descartado por los médicos, como tampoco Kanoute, aunque el franco-malí apenas realizó ayer carrera continua y golpeos de balón en el rato que estuvo sobre el césped. Ni siquiera se calzó las botas y, desde luego, no se unió al grupo como él mismo esperaba para probarse y comprobar cuál era su estado. El propio Manzano ya lo descartó porque no quiere forzarlo ante el riesgo de una recaída en su lesión muscular, una rotura fibrilar en el bíceps femoral que se produjo a principios de mes ante el Zaragoza. En el mejor de los casos, quizá viaje en una lista amplia, más para hacer grupo en una cita trascendente para el objetivo europeo que para otra cosa.

En el caso de que se confirme el peor pronóstico de Perotti hoy mismo, a Manzano se le plantea un verdadero quebradero para componer su ataque, aunque su ausencia le daría su verdadero sitio a Diego Capel, sacrificado desde la baja de Jesús Navas en la banda derecha. Aun así, quedaría huérfana esta ala del ataque, a no ser que el jiennense confiara en Alfaro, al que sacó ahí en Getafe cuando ya era tarde para enmendar el fallido experimento. El técnico estuvo dialogando el jueves un buen rato con Rodri y Diego Capel, antes de saberse que el giro de rodilla de Perotti había provocado una distensión de ligamentos.

Lo cierto es que, sea como fuere, el Sevilla está ante el reto de volver a ganar fuera de casa sin Kanoute, una empresa no tan imposible como pueda parecer. De hecho, lo consiguió en las dos primeras citas ligueras. El Sevilla de Álvarez goleó al Levante (1-4) con Kanoute sentado en el banquillo, pues saltó al campo cuando el marcador registraba un nítido 1-3 tras la remontada sevillista. Y en Málaga, en la segunda salida del Sevilla, el franco-malí jugó los dos últimos minutos para aguantar el 1-2, en otro triunfo que requirió de remontada y en el que marcó Alfaro. Además, en La Rosaleda se dio el único triunfo a domicilio sin la presencia de Kanoute, el 0-3 de la vuelta de octavos de la Copa.

Es cierto que el Sevilla presenta más personalidad cuando está el francés. Con él ganó en Mestalla, Zaragoza y San Sebastián (donde marcó dos goles), amén de esas dos primeras citas en las que su presencia fue testimonial. Y sin él sólo logró empatar en La Coruña, el Calderón y Mallorca. Pero con él también sabe lo que es perder: Gijón, Barcelona, Villarreal, Bilbao... Es decir, no cabe dramatizar su baja tanto como la posible de Perotti, cuyo buen estado de forma se había unido al de Negredo, que vuelve a Almería en la cima de su estancia en el Sevilla. El vallecano compensa tantas dudas, que empezarán a solventarse con la convocatoria que dé hoy Manzano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios