"Tenemos jugadores para hacerles daño"

  • Coke ve al Sevilla capaz de sorprender al Valencia. "Este año les hemos plantado cara y ahora tenemos confianza", afirma.

El triunfo ante Osasuna devolvió la alegría a un vestuario que estaba muy tocado y uno de los que destacan la importancia del nuevo aire es Coke, que a su vez disfruta del mejor momento de su incipiente carrera deportiva. Jorge Andújar Moreno (Madrid, 26 de abril de 1987), Coke en las alineaciones, habla de cómo ha influido el fin de la racha negativa en el vestuario. "Hemos ganado en confianza, que es lo que manda a la hora de jugar". Y ahora mira con optimismo la cita de Mestalla, convencido de que el Sevilla puede dar la campanada. "Si ganamos el domingo nos daría la vida", reconoció a este diario.

"¿Por qué no?, este año les hemos plantado cara, de los tres partidos jugados con ellos ganamos dos y dimos la cara en la ida en la Copa. Tenemos muy buenos jugadores y con la confianza que nos dio ese primer pasito ante Osasuna creo que sí se puede dar". El Valencia destaca por la movilidad de sus piezas y ni siquiera Coke sabe a ciencia cierta a qué jugador le tocará marcar. "Cambian mucho de posiciones y creo que va a ser un buen partido. Vamos a querer el balón saliendo desde atrás y luego, apretar arriba; ojalá se nos dé mejor a nosotros que a ellos, nosotros tenemos futbolistas para hacerles daño", dice el lateral con confianza y sin darle importancia a que ayer el Valencia tuviera Liga Europa: "Esperamos al mejor Valencia, no creo que vaya a estar muy cansados, ya están acostumbrados".

Coke ya tuvo a Míchel en el Rayo. "Fue el que me subió al primer equipo, en principio para hacer la pretemporada y luego jugué con él 30 partidos. Pero no creo que eso me dé ventaja respecto a los compañeros". El madrileño es sincero y no cae en el tópico del entrenador nuevo, aunque sí entiende que el vestuario necesitaba un giro. "Lo que yo veo, sin poner nombres ni hablar de Marcelino frente a Míchel, es el cambio de aire, que todo el equipo parece que empieza de cero, que la gente que no contaba se mete más, hay nuevas ideas, una nueva dinámica...". Pero, ¿es cierto que Míchel le da mucha importancia a la motivación del jugador? "Él ha sido futbolista y las vivencias que ha tenido las intenta trasladar, es cercano, es bromista cuando tiene que serlo, y luego en los entrenamientos y en el campo es muy exigente. Cuando estamos haciendo ejercicios te mete intensidad, pero luego intenta que el ambiente sea distendido y es lo que necesitamos", afirma. "Necesitábamos ganar en confianza y lo está trabajando. No sé de qué forma, habla con todos e intenta que todos nos sintamos importantes", añade sobre su vertiente motivacional.

Coke no le da mucha importancia a la flexibilidad de Míchel para variar del 4-3-3 al 4-4-2. "También supongo que lo hará dependiendo de los jugadores disponibles". Pero sí reconoce su gusto por lo ofensivo: "Sí, desde que llegó intenta decirnos que tengamos el balón, que circulemos, que abramos por las bandas, estamos trabajando desde el primer día para que el balón sea nuestro". En cambio, rechaza que la alegría que vive ahora el vestuario sea producto directo del cambio de entrenador: "Hay mucha más alegría por el desahogo de ganar, fue el primer paso, tenemos que hacer una gran remontada porque perdimos muchos partidos y ahora lo enfocamos con más alegría".

En cuanto al papel que el entrenador sevillista, para aprovechar el caudal ofensivo del equipo, les pide a los laterales, el defensa de 24 años explica cuál es su exigencia: "Nos pide que ofrezcamos salida al central, que saquemos el balón por fuera; y también intentar que no reciba el contrario, con intensidad, nada extraño... Sobre todo, quiere que demos mucha salida y muchas posibilidades de pase al compañero cuando sacamos la pelota".

Precisamente su excesiva tendencia ofensiva ha sido una de las críticas recurrentes a Coke, al que se ha acusado de dejar espacios a su espalda. El lateral, ahora en un buen momento, se defiende: "Depende, en algún partido a lo mejor ha podido ser así. Cuando estoy defendiendo en mi sitio a veces estoy más acertado que otras. Soy consciente de que se puede mejorar, lo intento y lo trabajo". Y rechaza la presión de ser el único lateral diestro puro tras la salida de Cáceres. "Me veo cada día con más confianza. El juego del equipo va a mejorar, hicimos un gran partido ante Osasuna, la primera parte ofensivamente y defensivamente la segunda; poco a poco esa confianza irá a más", dice en tono colectivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios