sevilla f.c.

El mercado se le abre a Ben Yedder

  • Junto a Lenglet, el goleador galo es el jugador que cierra el curso con mayor crecimiento en su cotización

Wissam Ben Yedder sortea una pica en el entrenamiento. Wissam Ben Yedder sortea una pica en el entrenamiento.

Wissam Ben Yedder sortea una pica en el entrenamiento. / víctor rodríguez

En el fútbol las matemáticas no funcionan. Es pensar que una temporada va a ser la de tal jugador cuando ese futbolista en cuestión no tiene un buen año y aparece otro de la segunda unidad que revienta el mercado. ¿Puede ser el caso de Wissam Ben Yedder? Sin duda, en una campaña muy irregular, demasiado, el francés ha sido el hombre que más ha sonado en el exterior de los que visten la camiseta del Sevilla, sólo a la altura de Lenglet, que sí está codiciado por los grandes por juventud y margen de mejora.

Ni N'Zonzi, ni Sarabia, ni Correa, ni mucho menos ninguna de las apuestas de Óscar Arias en verano (difícil lo tenía Muriel para superar en la cotización los más de 20 millones que pagó el Sevilla) han alcanzado el nivel que el delantero franco-tunecino ha adquirido precisamente en un ejercicio en el que tuvo la invitación para abandonar el club.

Sus dos goles en Old Trafford que dieron la clasificación para los cuartos de la Liga de Campeones ante el Manchester United dieron mucho que hablar, pero también sus dos chispazos en el último derbi, dos acciones de pillo que valieron el punto que el equipo de Caparrós necesitaba para lograr la clasificación matemática para competición europea. En ambas citas cumplió el soñado papel del delantero que sale como revulsivo desde el banquillo de los suplentes.

Ben Yedder, que llegó de la mano de Monchi en el verano de 2016 procedente del Toulouse cuando tenía 25 años a cambio de poco menos de 9 millones de euros y con el complicado reto de sustituir a Gameiro tras su venta al Atlético de Madrid, es ahora mismo el mayor valor en alza en el Sevilla junto a Lenglet. Sus 30 millones de cláusula de rescisión pueden antojarse escasos en un verano que, como todos, promete movimientos y teniendo en cuenta que hablamos de un delantero, de un goleador que, más allá de los pobres números del Sevilla en faceta ofensiva, ha llegado a los 21 tantos en las tres competiciones: 8 en la Liga, 10 en Champions (2 en play off y 8 en fase de grupos) y 3 en la Copa del Rey.

Ben Yedder, máximo goleador del Sevilla en la presente temporada, fue invitado en el mes de enero a salir de la plantilla ante la apuesta de Óscar Arias por Batshuayi, una opción que finalmente no se dio. Por el francés hubo serio interés desde las mejores ligas de Europa. De su país decían que el Mónaco estaba tras sus pasos y sopesaba seriamente hacer una oferta; en Alemania el Borussia Dortmund lo quería como sustituto de Aubemeyang; y en Inglaterra, del Arsenal, que ya pujó por él cuando Monchi andaba tras sus pasos, contaban en la prensa británica que estaba dispuesto a pagar 25 millones de euros.

Eso ya sería una realidad con el nombre que Ben Yedder alcanzó en Europa en marzo tras sus dos goles al Manchester United, por lo que se espera un verano con muchos rumores sobre su futuro. El hecho, además, de que el Sevilla no haya entrado en la Champions, es un acicate añadido para los clubes más poderosos, que pueden seducirlo, aparte de con dinero, con un proyecto deportivo ambicioso.

El Sevilla lo tiene atado hasta 2021 -firmó por cinco temporadas- y aunque nunca se había hablado de la posibilidad de una ampliación de contrato no tanto en años sino con la idea de elevar su cláusula, las próximas fechas van a ser claves, aunque vaya por delante que el jugador está muy a gusto en Sevilla y, de hecho, apostó por quedarse cuando peor pintaban las cosas para él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios