Liga Europa

Mucho morbo, poco 'glamour'

  • El Sevilla tendrá un igualadísimo cruce de octavos con el Villarreal de Marcelino, al que visitará en la Liga tras la resolución del pase. Los técnicos reconocen la dificultad.

Comentarios 6

Roma, Moscú, Florencia, Brujas, Amsterdam, Nápoles, Estambul, Liverpool, San Petersburgo o Turín, ambas ciudades de gratísimo recuerdo, Wolfsburgo... En el bombo del sorteo de los octavos de final de la UEFA Europa League había glamour y sabor. Grandes ciudades históricas y grandes clásicos del fútbol continental con los que nunca se ha medido el Sevilla eran los probables rivales. Excepto el Besiktas y el Zenit, con los que se midió en el exitoso periplo de 2006, el resto eran potenciales duelos inéditos, desde los cinco italianos (Torino, Roma, Nápoles, Fiorentina o Inter), hasta los eslavos Dinamo de Moscú, Dinamo de Kiev y Dnipro, pasando por el inglés Everton, el holandés Ajax, el alemán Wolfsburgo y el belga Brujas. Pero la fortuna quiso cambiar el glamour por el morbo. Porque el cruce entre el Sevilla de Unai Emery y el Villarreal de Marcelino va sobrado de lucha fratricida, de conocimiento mutuo, de cariño entre los profesionales y también de cierto rencor malentendido por algún sector del sevillismo hacia el técnico asturiano. 

El Sevilla deberá medirse al mejor rival que se ha presentado este curso en el Sánchez-Pizjuán, con permiso del Borussia. Aquello fue en octubre y queda algo lejos. Ahora, en marzo, los nervionenses tendrán que medir sus fuerzas tres veces casi seguidas con un equipo que no se les da excesivamente bien. Porque además el calendario liguero ha hecho coincidir el partido de El Madrigal justo después de la vuelta de esta eliminatoria difícil, igualadísima y de pronóstico incierto y muy abierto. 

La ida será en Villarreal el 12 de marzo a las 21:05, mientras que la vuelta será el 19, a las 19:00, una hora poco propicia para un gran lleno en Nervión. El partido en la pequeña localidad castellonense sí puede favorecer un gran desplazamiento de sevillistas. Tres días después de que se resuelva el pase a los cuartos de final, el equipo de Emery, henchido de moral o hundido por la eliminación, deberá cumplimentar con su visita liguera a El Madrigal, el domingo 22 de marzo a las 17:00. Serán dos semanas intensísimas en las que el Sevilla se jugará gran parte de la temporada con el que es, en estos momentos, su más directo rival, y que cuenta con el estado de gracia de su delantero Vietto y del ex sevillista Cheryshev, que dejó, al igual que Marcelino, grandes amigos aquí. 

Es el duelo que nadie quería. Lo corroboraron los técnicos. "Es un gran equipo que tiene una gran ilusión puesta en la Europa League, como nosotros, que también tenemos la ilusión intacta de la temporada pasada", dijo Emery. "Está muy igualada y se vivirá algo único e importante para ambos clubes". El técnico de Fuenterrabía presentó así su admiración al equipo de Marcelino: "El Villarreal te exige mucho, le tengo el paso siguiente al respeto y tenemos que trabajar mucho esta eliminatoria, porque así nos lo va a imponer el Villarreal". Aun así, a Emery no pareció molestarle en exceso el hecho de medirse a otro español: "El año pasado hubo dos eliminatorias españolas, acepto el bombo, en su dificultad y en los desplazamientos que depare. Lo primero que hacemos es aceptarlo y prepararlo". ¿Y le importa que la ida sea fuera? "Lo importante es plantearse 180 minutos con una continuidad de 90 y 90, y con aspectos decisivos como que no nos marquen en casa y hacer gol fuera". 

Marcelino fue más claro incluso en su disgusto: "Prefería un equipo de fuera de España. Los futbolistas se sienten más motivados cuando juegas contra un equipo por Europa. Había grandes estadios y rivales muy fuertes. Ambos equipos habríamos elegido no enfrentarnos entre nosotros. La dificultad es pareja con cualquier otro equipo de la competición. Jugamos contra el actual campeón, pero sabemos que somos dos equipos muy igualados. Será difícil porque el Sevilla es un muy competitivo". "No estamos amargados ni mucho menos. Somos conscientes de que podemos superar esta eliminatoria y la vamos a encarar con muchísima ilusión. Contra grandes equipos somos competitivos", matizó el ex técnico sevillista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios