El peligro de creerse el principal candidato

  • Jiménez recuerda que el Sevilla eliminó al Barça, que tenía ese rol: "Quiero saber qué trofeo dan por ser el favorito", arguye

Hace un año menos un día, el Sevilla iniciaba las semifinales contra el Athletic con el cartel de favorito colgado en todas las quinielas. Después, pasó lo que pasó. La tromba de agua caída aquel 4 de febrero, un Sánchez-Pizjuán que no se llenó y la dramática derrota en San Mamés un mes después. Evidentemente, aquello quedó grabado de forma indeleble en los protagonistas que hoy repetirán un similar reto con otro rival, un Getafe que ya hizo daño en Nervión y además tiene la espina clavada de la final perdida con el Sevilla en 2007. Por todo ello, Manuel Jiménez quiso evitar con vehemencia que sus jugadores se contagien del ambiente que siempre rodea estas citas.

El mero hecho de que se hable de dónde va a ser la final de la Copa ya incomoda sobremanera al entrenador sevillista: "Me molesta mucho, muchísimo, cuando todo el mundo ve al Sevilla en la final y a la primera de cambio, cuando las cosas salen mal, todo son protestas... Vamos a remar todos, vamos a sumar todos y a animar todos. Quiero recordar que si la afición no aprieta en los últimos diez minutos contra el Barcelona como lo hizo, no hubiésemos pasado la eliminatoria", señaló en un claro guiño a la grada.

Al técnico de Arahal le preguntaban si estaba preocupado por que la gente piense más en la final que en los pasos previos, y ahí sacaba su mejor argumento. "Yo lo que quiero es saber qué trofeo le dan al favorito, ¿le dan un premio? ¿Empieza ganando 1-0? El día que me den un premio por ser favorito o un gol de ventaja, diré, 'pues sí, soy favorito'. Pero eso ahora sólo puede llevar a una confianza excesiva, a la desconcentración, la suficiencia... Son señas de identidad perjudiciales para el deporte y para el fútbol. Nosotros somos favoritos, si jugamos al nivel del día del Valencia, ante todos. Si no, no somos favoritos ante nadie".

Eso sí, por dentro puede que piense otra cosa, como demostró cuando se le repitieron las palabras de Míchel diciendo que el Atlético era el favorito al título: "Vamos a utilizar esas palabras para picarnos. Vamos a intentar demostrarles a Míchel y al Getafe que están equivocados. Míchel lleva muchos años como profesional del fútbol y sabrá lo que dice y cómo lo dice. Tiene mi total respeto. Si para él es el Atlético, para mí es el Sevilla, si es el auténtico Sevilla... Si no, como he dicho antes, no somos favoritos ante nadie".

Jiménez comprendió que es lógico y lícito que los aficionados sueñen, pero los profesionales... "Tenemos que saber controlar eso. Sabemos que el Getafe nos puede ganar. ¿Quién nos daba a nosotros como favoritos cuando jugamos contra el Barcelona? Y le ganamos. Es decir, que los excesos de confianza no valen. No vale ir de favorito, porque te pueden meter el pecho para adentro".

Es obvio que el cuerpo técnico del Sevilla ha visto más de una vez el Sevilla-Getafe de Liga (1-2). Quizás sorprendió algo más la cantidad de veces que ha revisado ese vídeo Jiménez: "A las ocho de la mañana estaba viendo con todo el cuerpo técnico por enésima vez el Sevilla-Getafe. Seguramente, lo he visto diez veces. El Sevilla le pasó por encima, pero se deja sorprender en tres ocasiones que le cuestan dos goles y Pedro León tuvo el tercero, y no tuvo eficacia arriba... Queremos ser eficaces arriba y estar concentrados atrás. Y en la Copa no vale ganar 3-2, hay que intentar que no marquen ni un gol".

Jiménez, por último, habló sobre Fazio, que vuelve a una convocatoria cuatro meses después. "Mañana hablaré con él. Tiene las molestias normales de una lesión de larga duración, pero todo es controlable. Sí tiene molestias por la carga de trabajo que se le está acumulando en tan poco tiempo, pero tiene que ir entrando e ir probando. Ha superado esa lesión y tiene opciones de entrar en la convocatoria, cada día lo veo mejor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios