Un pique de lo más nutritivo

  • La competencia Bacca-Gameiro ha reportado ya 16 goles tras 14 jornadas de Liga y 9 encuentros europeos.

Comentarios 4

Bacca-Gameiro, Gameiro-Bacca. Tanto monta... De la feroz competencia entre ambos bien que se está beneficiando ya el Sevilla, cuarto equipo que más goles ha marcado en la Liga (27), por detrás de Barça, Atlético y Real Madrid. Hoy, el colombiano arranca por delante del francés en las parrillas de salida en busca de la titularidad. Pero el de Barranquilla sabe que no se puede relajar. Que Gameiro, lastrado en el arranque de la temporada por sus problemas musculares, va a apretar cuando tenga ocasión -el jueves ante el Estoril tardó 6 minutos en ver portería- para recuperar su posición de privilegio.

Y es que Gameiro afrontaba la temporada con más galones, por aquello de provenir del PSG -en el que recaló hace un par de campañas del Lorient a cambio de 11 millones de euros- y de ser internacional francés. Pero el currículum que Bacca presentó el pasado verano no era mucho peor: mejor jugador de la liga Jupiter de Bélgica tras marcar 25 goles para el Brujas.

Unai Emery se ha cuidado mucho de dar más privilegios a uno que a otro. Sabe que el cerrado pulso entre ambos, bien llevado, sólo puede arrojar buenas noticias en forma de goles. A saber: Bacca ha marcado 6 goles en sus 13 partidos de Liga, más 3 tantos en los 6 encuentros de Liga Europa.

Por su parte, Gameiro ha gritado gol en 4 ocasiones en el campeonato doméstico (en 13 jornadas, como su compañero), a los que suma las 3 dianas en sus 4 apariciones europeas.

El colombiano atesora ya 9 goles en 19 partidos oficiales (casi 0,5 por partido, una media más que apreciable) y el francés, algo más discreto, 7 tantos en sus 17 encuentros (0,4).

Comprobada la falta de sincronización entre ambos en los minutos en que han coincidido sobre la hierba, ambos tienen aún más claro que Emery, de salida, va a tirar de uno de ellos para configurar su equipo titular, y que el otro se va a ver relegado al banquillo. Salir con dos puntas natos como ellos no figura entre las preferencias tácticas del técnico vasco, que dispone de mediapuntas con cierta capacidad goleadora (Vitolo, 2 goles en Liga), Jairo (2) y sobre todo, del no delantero con más capacidad realizadora en lo que va de campeonato, Rakitic (8).

La mejoría defensiva evidenciada con el doble pivote M'Bia-Iborra, además, ha convencido a Unai de que Rakitic juegue más adelantado, entre líneas, lo que cierra aún más la puerta a la posibilidad de que Gameiro y Bacca coincidan como puntas de lanza.

Y esa competencia está obrando como una poderosa turbina que inyecta energía al juego ofensivo del equipo. Bacca lleva 4 goles en sus últimos 7 partidos de Liga, tres de ellos, de buen delantero. Y de mucho peso: el 0-1 de Valladolid, el 1-3 de Cornellá y el 1-0 del derbi.

El compañero de Falcao en la selección ya está despuntando en la Liga. De hecho, Del Nido lo ve como "una estrella" de la misma en "un par de temporadas". Se mueve por todo el frente del ataque, tiene un enorme sentido para el desmarque y para asociarse con los mediapuntas, con los que a veces intercambia posiciones para sacar a relucir también sus dotes como pasador, como se vio en el gol de Vitolo ante el Betis. Sin duda, ya convence plenamente y su adaptación al fútbol español es un hecho.

A Gameiro no le queda otra que ponerse las pilas. Si las lesiones musculares lo respetan -su fútbol explosivo y de arrancadas exige mucho a su potente tren inferior-, dispone aún de seis meses para adelantar a Bacca y ser titular también los fines de semana. Unai puede estar satisfecho de su aportación desde el banquillo y como titular en los partidos intersemanales, pero el galo sabe que, si no suele ser titular en la Liga, se le puede escapar el sueño que lo trajo a Sevilla: el Mundial de Brasil 2014.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios