Deportes

El presidente escudo

  • Del Nido levanta el dedo como 'máximo responsable' de la decepción ante el Braga y refuerza a Álvarez · La zaga se fortalecerá y negocia por Martín Cáceres

Comentarios 33

José María del Nido sacó el pecho para asumir todas las culpas por la inmensa decepción que vive el sevillismo tras ver a su equipo fuera de la fase de grupos de la Champions. Se colocó él como primer responsable del desastre y anunció que en los próximos días habrá una incorpación para la defensa, siendo el nombre del uruguayo Martín Cáceres el que mejor colocado está. Del Nido confirmó que "hay negociaciones con el Barcelona" y que en los próximos días puede cerrarse, aunque precisando que no es la única opción.

"Como cualquier sevillista, y duplicando ese sentimiento por el hecho de ser el máximo responsable de la eliminación, estoy hundido. Nadie pensaba que íbamos a quedar apeados de la fase de grupos, pero el fútbol es el hoy y el mañana", decía el presidente en el segundo de los dos actos que el Sevilla organizó ayer, la presentación oficial de Alexis. El otro fue la tradicional ofrenda floral a la Virgen de los Reyes en la Catedral.

Del Nido, que desde que acabó el partido del martes ya ha cambiado el chip, quiere que los sevillistas también lo hagan y recuerden de dónde vinieron. "Hay que valorar lo que es la Europa League. Es la competición que ha engrandecido al Sevilla con dos títulos. Este año hemos sacado suspenso en la previa y ahora vamos a por el sobresaliente", recordó dejando patente su sorpresa ante las afirmaciones que han hablado de un fin de ciclo: "Me causa una decepción tremenda que se tenga tan poco respeto por una plantilla que hace dos meses, no 58 años, sino dos meses, ha ganado un título de Copa. Y hace siete años, no 70, sino siete había miles de sevillistas en la Puerta de Jerez porque nos habíamos clasificado con Caparrós para la Copa de la UEFA. Yo no escurro el bulto, soy el máximo responsable, pero también digo que somos el Sevilla y que disfrutemos lo que tenemos".

El presidente puso un punto de realismo en su discurso haciendo una fotografía de la sociedad actual y de la economía andaluza. "Miremos lo que tenemos alrededor. Estamos en Sevilla, en Andalucía, con la mayor tasa de paro, la renta per cápita más baja y con muchas empresas en quiebra. Estamos peleando con clubes que pertenecen a ciudades más potentes que Sevilla. Miremos la renta per cápita de Madrid, con el Atlético, Valencia o Bilbao".

Esa defensa a ultranza que hizo de su plantilla se hizo más voraz cuando le recordaron cómo por la mañana el autobús del equipo había sido insultado por un grupo de aficionados. "Ese equipo ganó un título el año pasado y fue cuarto de España, con 16 equipos por detrás y sólo 3 por delante. Jamás he insultado a ningún jugador del Sevilla en 52 años de socio. Soy el número 202, mi padre es el 9 y en mi casa no se ha insultado jamás a un futbolista. Recuerdo que en ese autobus había jugadores que han sido los que más gloria le han dado al club en su historia".

Del Nido insistió en que el sevillismo debe entender el cambio y que debe volver a ilusionarse con una nueva temporada. "Hemos cambiado el lema de la banderola de la playa y hemos puesto: Copa de la UEFA, aquí empezó todo", recordó antes de negar que la entidad se haya planteado sustituir a Antonio Álvarez. "No hay que ratificarlo. Tiene contrato hasta el 30 de junio y no hemos pensado en nada. Confiamos en él, como cuando lo renovamos", dijo.

Por último, se refirió a los fichajes y a la última incorporación que espera el equipo. "Es posible que haya una nueva, pero no es seguro. Se está buscando reforzar la defensa. Martín Cáceres es uno de los nombres perseguidos, pero no el único. Hay otros en cartera. Las relaciones del Sevilla con el Barcelona son de 10 y estamos en negociaciones, pero les digo que no es la única posibilidad", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios