El regreso más feliz de Rakitic

  • La clasificación de Croacia en la repesca para el Mundial añade motivación al capitán sevillista en una semana especial. Beto también obtuvo el pase con Portugal y Emery espera a ambos.

Aclamado por los sevillistas y temido por los rivales, Ivan Rakitic es el jugador en el que están puestos todos los ojos en el bando nervionense de cara al derbi del domingo. Si siempre, en cada semana, es noticia por la ocupación que tendrá en el campo, por si jugará junto a un medio centro más creativo como M'Bia o de más contención como Iborra... en una semana de derbi todas estas preguntas se agudizan mucho más. Si, encima, el capitán disputa un duelo a cara o cruz con su selección con la participación en el Mundial en juego, más que nunca Rakitic es el hombre que más pasiones levanta en unos días en los que futbolísticamente se revoluciona la ciudad.

Y tiene también, por tanto, gran importancia el estado de ánimo en el que esté el jugador, algo que en este caso influye como tras cada parón liguero el estado físico en que vuelve de sus partidos internacionales. Así, Rakitic regresará a Sevilla con una sonrisa de oreja a oreja tras asegurar este martes con Croacia su presencia en el Mundial. Y con el derbi en lontananza, un derbi además especial para él por el peso que tiene en el equipo y también por su actuación en el último duelo de la máxima rivalidad en terreno verdiblanco, el 3-3 en el que anotó dos goles, el regreso de Rakitic puede ser, sin riesgo a equivocarse, el más feliz del jugador nacido en Rheinfelden (Suiza).

Rakitic, como en el partido de ida, fue titular y jugó los 90 minutos en el 2-0 con que Croacia derrotó a Islandia anoche en Zagreb, suficiente para los de Niko Kovac tras el 0-0 del primer partido disputado la semana pasada en Reikiavik. Formando en un doble pivote tremendamente creativo junto al madridista Modric, el sevillista fue clave también en la victoria de su equipo. No en vano, participó en el gol que abrió el marcador, obra de Mandzukic, que posteriormente (antes del descanso) sería expulsado. Croacia aguantó más de la mitad del partido con diez futbolistas, ya que el delantero abandonó el campo antes del descanso, pero la selección balcánica amplió la ventaja en la segunda mitad por medio de Srna.

La esperanza ahora del sevillismo es que Rakitic vuelva en buen estado. Evidentemente, el centrocampista llega con bastante acumulación de minutos tras haber jugado los dos partidos completos. Y otro asunto que irá en contra de los intereses de Unai Emery es la celebración que desde anoche llevan a cabo los integrantes de la concentración del equipo nacional, hecho que también hará que se demore en unos días la vuelta del jugador a Sevilla. En circunstancias normales, Rakitic volvería un día después del día del partido para entrenar el jueves por la mañana. En este caso, por lo actos de celebración Rakitic podría estar a disposición del guipuzcoano el viernes, con lo que tendría dos entrenamientos con sus compañeros, aunque el primero de ellos será de recuperación.

Paralelamente, a la alegría y motivación de verse el próximo verano en Brasil 2014 se unen los primeros contactos para la renovación de su contrato, que expira al final de la temporada que viene, algo que Del Nido quiere dejar atado cuanto antes.

Pero no será Rakitic el único que regresará pletórico de moral, ya que Beto también estará en el Mundial tras la victoria de Portugal en Suecia (2-3). El meta sevillista, como casi siempre con su selección, vivió el partido desde el banquillo y volverá probablemente, como Rakitic, el viernes.

Por último, aunque no viajó porque no cuenta para Deschamps desde hace tiempo, la clasificación de Francia (3-0) se convierte en otro estímulo para Gameiro, que quiere recuperar su puesto con su trabajo en el Sevilla. Aunque no era oficial, Bacca jugó tres minutos con Colombia en Holanda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios