El triunfo y también la confianza ganada

  • Regocijo por volver al camino hacia la mejor versión del Sevilla

El triunfo ante un rival directo y la recuperación de una plaza de Champions tiene un valor añadido para la plantilla sevillista a tres días de jugar la ida de las semifinales de la Copa: el equipo ha recuperado la confianza y ahora se vuelve a ver capaz de todo. Es la mejor conclusión que se puede sacar de los análisis de los felices protagonistas.

Negredo por fin rompió con dos goles en el Sánchez-Pizjuán y quiso dedicar el triunfo a los aficionados. Así explicó el bello segundo tanto: "Jesús Navas me la da de tacón, he visto al portero adelantado y la única opción que tenía era superarlo por arriba. Se lo dedico a la afición, que tanto me ha estado apoyando desde que llegué". El delantero vallecano, aun así, le dio prioridad a la trascendencia del triunfo: "Lo importante era la victoria, se ha conseguido y hemos recuperado la confianza. Los goles son anecdóticos". Aun así, reconoció que los dos goles le vienen muy bien: "Me hacía falta, porque he pasado una mala racha y lo mejor que me podía pasar era esto".

Jesús Navas era otro gran triunfador de la noche. "Era un encuentro muy importante para meternos más arriba todavía y hemos arrancado con la máxima seriedad. Hemos salido desde el principio a por el partido y nos fue bien. Siempre tenemos la máxima actitud". El palaciego le ganó claramente la partida a Pablo Hernández, rival por una plaza en el Mundial, pero sacó su habitual discreción: "Yo he hecho lo que me pide el míster, que cree peligro y esté ahí en todo momento. Intento dar cada día el máximo, pero siempre con la mayor humildad", explicó Jesús Navas, que ya piensa en la Copa: "Es un partido muy bonito, está a un paso la final y lo queremos jugar todos".

Al igual que Negredo, Kanoute habló de la vuelta del mejor Sevilla: "Estoy muy contento de volver a ayudar al equipo. Creo que voy a ir de menos a más. En los últimos tiempos estaba un poquito complicado ganar aquí, pero hemos demostrado que podemos volver al nivel de antes y luchar por el tercer puesto. Hemos sido superiores y cuando todos luchamos en el mismo sentido podemos ganar a cualquiera. Ha sido un partido bonito y el Sevilla ha luchado mucho". El francés fue generoso en sus elogios al hablar del segundo gol: "Un golazo, Jesús Navas ha demostrado que es un grandísimo jugador y Negredo se lo merece, estoy contento porque él estaba un poquito nervioso y necesitaba esto".

Por último, Escudé habló de las "magníficas sensaciones" y de cómo se acopló con Stankevicius en el eje de la defensa: "Hemos hablado durante la semana por si podíamos jugar los dos juntos, hablando en inglés y en español un poco, y con la cultura italiana es más fácil. Y ha hecho un buen partido, he intentado ayudar al compañero y ha salido bastante bien". El internacional galo también puso la vista en la Copa: "Tenemos que saber manejar ese partido con el Getafe recordando el partido de Liga frente a ellos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios