getafe - sevilla · informe técnico

Esta vez un embudo sin salida

  • Bajas y nuevas lesiones aparte, no funcionó un 4-3-3 sin juego por fuera.

Comentarios 1

El Sevilla pierde vuelo. Sufrió su primera derrota a domicilio ante un equipo más de la categoría, en un estadio más. Un reflejo de la vulgarización del equipo. Ocho bajas son demasiadas como para que no se noten, encima se lesionó Mbia al cuarto de hora. Pero ahí no anduvo fino Unai Emery, don Erre que Erre: le faltó tiempo para volver a confiar la banda a Diogo Figueiras y para volver a meter a Coke en el medio. Y no hay manera de que el luso sea un defensor digno de la categoría, ni que el madrileño aporte algo en la medular. Otra vez Iborra como mediapunta teórico, en la práctica tercer delantero. Pero sin juego por fuera: nadie en la izquierda y algún centro a la nada de Figueiras por la derecha.

Defensa

La vulgarización se refleja en que Figueiras, que al final acaba jugando por hache o por be, es ya el jugador que más penaltis ha cometido en esta Liga: tres absurdos en el Calderón, Mestalla y el Alfonso Pérez. Entre su fallo en Valencia y el de ayer, la surrealista cesión al espanyolista Montañés que acabó en penalti. Un desastre con un paliativo: a su izquierda, Kolodziejczak prosigue con sus cursillos sobre cómo ser un central digno de la categoría. Su despeje acabó en la irresponsabilidad de Figueiras. El francés se dejó ganar varios balones en ventaja ante Álvaro Vázquez.

La tercera pata de la vulgarización defensiva: Sergio Rico. Su despeje ante un blando balón acabó suponiendo la derrota sevillista. Veremos el coste de la factura a la larga.

Ataque

Esta vez el teórico 4-4-2, con una media en rombo con Krychowiak echando el ancla, más Mbia y Banega como interiores de verdad (los que llevaban el 8 y el 10 en el fútbol de positivos y negativos) e Iborra cerca de los puntas, degeneró en un 4-3-3: Iborra se incrustó entre Aspas y Bacca. Nadie jugó por fuera, sólo Banega trató de rasear y todo acabó en un fútbol directo, mil pases colgados. Incluso tras el empate de Krychowiak, ante un rival que quedó muy largo en el campo y concedió espacios entre líneas, faltó toque y combinación aun con la entrada de Denis por Bacca (74').

Virtudes

Un buen remedio para la vulgarización está en la enfermería.

Talón de Aquiles

La variante táctica no palió la merma de potencial. Lo contrario.

Uno por uno

Sergio Rico Su tendencia a no despejar fuerte y a los costados pasó factura.

Coke De lateral apenas subió cuando ayer era vital, visto el dibujo táctico.

Pareja Arrastrado por la corriente. 

Kolodziejczak Despejes a zonas de peligro, riesgos innecesarios y balones perdidos cuando partía en ventaja.

Fernando Navarro Al menos guardó su costado.

Krychowiak Golazo aparte, incapaz de cruzar líneas con pases o arrancadas.

Mbia Poco hasta lesionarse al cuarto de hora.

Banega El único que la bajó y quiso tocar a las zonas más despejadas.

Iborra Delantero de ganarlas por arriba y prolongar. Que fue un recurso insistente le quitó eficacia. Otro gol claro fallado con 0-0. 

Iago Aspas Se ofreció con sentido. Fue de más a menos hasta lesionarse.

Bacca Un delantero extraño, con muchos recursos para llegar al peligro pero graves deficiencias técnicas. Hizo poco por salir del embudo a los espacios.

Figueiras Su impericia al tratar de defender en el área le ha costado ya carísimo al equipo. Emery lo sacó del lateral en la segunda parte, pero apenas se proyectó. 

Juan Muñoz Buena maniobra antes del 1-1.


Denis S. Una conducción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios