La virtud de saber esperar su ocasión sin descomponerse

  • El Sporting de Braga hace honor al apellido de su técnico, Domingos Paciencia, y lo lleva a cabo con orden y chispazos

Poco se puede decir de novedoso sobre el Sporting de Braga después de lo que el aficionado sevillista pudo ver el miércoles pasado. El equipo del portugués Domingos Paciencia, que conoce el fútbol español tras su paso por el Tenerife entre 1997 y 1999, fundamentó su subcampeonato en la liga lusa, en su primer año en Braga, en el orden, el conocimiento de sus propias virtudes y carencias y en los chispazos de calidad de un plantel repleto de brasileños. Más o menos es lo que mostró el Braga ante el Sevilla en la ida del pleito que debe solventarse esta noche. Paciencia armó a su equipo atrás durante toda la primera mitad, superpobló el centro del campo, bajo un sistema de 4-1-4-1 en el que los extremos ejercían de interiores y cerró con constantes coberturas las vías de llegada de un Sevilla que tuvo más posesión que profundidad. Y en la segunda parte aprovechó apenas un par de chispazos de calidad, que la tiene en su plantilla, para hacer un solitario gol.

Hoy, el Sporting será más fiel al que se vio en la primera parte en el coqueto estadio AXA. Silvio, el lateral autor del centro a pierna cambiada que terminó en gol de Matheus, será casi la única novedad por la sanción de Miguel García. Vandinho barrerá por delante de los centrales, Aguiar y Salino obturarán el centro y Alan, el veterano ídolo local, y Paulo César se preocuparán más de ayudar a los laterales a cerrar las bandas que de subir por sus flancos. El dinamismo de ambos en los previsibles contraataques portugueses puede ser el mayor peligro de un Sporting que también tiene la baza de las jugadas a balón parado.

El muy experto Vandinho y el uruguayo Aguiar son los encargados de lanzar los golpes francos, tanto directa como indirectamente, un arma con la que tendrá que tener cuidado el Sevilla para no verse lastrado por otro gol. Estas cualidades y jugar con la ansiedad del rival serán sus bazas ante el obligado acoso de los sevillistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios