El derbi sevillano

"Mi zurda es un guante... de crin"

  • El ala-pívot Guille Rubio bromea con su buen toque para que Mel lo convoque en el derbi y Raúl Pérez pone picante en el club soltando guasas cada lunes. Ambos acudirán al partido para vivirlo en directo.

Comentarios 4

Cada lunes suele llegar Raúl Pérez, leyenda del Caja San Fernando y hoy responsable de Relaciones Institucionales del Cajasol, a las oficinas del club con cara de guasa o con semblante medio serio. Todo va en función de los resultados del fin de semana del Sevilla y el Betis. Si ha ganado el equipo de Nervión y perdido el de Heliópolis, suelta bromas a diestro y siniestro, siempre con mucho respeto, a los béticos que se topa por el camino; si es al contrario, asume con deportividad los palos que le llueven por ser tan puñetero con el fútbol.

"Siempre comentamos las jugadas. Ahora el Betis ha reaccionado y no paran de decirme cuidado que os cogemos, poco a poco os vamos a cazar... A Guille le acabo de decir que a partir del sábado el Sevilla va a despegar y él se ríe y me da caña también", afirma el el ex jugador de Carmona.

A Rubio le viene el beticismo de casa. Su padre, Guillermo, es de Alanís de la Sierra, aunque emigró a Cataluña, donde nació el jugador. Su familia paterna es verdiblanca y al ala-pívot desde pequeño le tiró mucho el club heliopolitano, aunque hasta hace poco no acudió por vez primera al estadio: "Sí, fue en Segunda y el Elche nos metió cuatro. No fue un día afortunado", recuerda Rubio, quien apunta que "Raúl me soltó una coña cuando eliminaron al Betis de la Copa del Rey, pero se la devolvimos rápido".

Guille también se toma con buen humor todo lo relacionado con el derbi: "Llevo tres meses preparando el partido, estoy en forma y espero que me convoque Mel porque mi zurda es un guante... de crin", suelta con gracia el cuatro catalán, que jugó al fútbol hasta los 15 años.

Ambos presenciarán en directo el encuentro en el Benito Villamarín, aunque no juntos. "Yo iré con un amigo", apunta Raúl; "he ido muchas veces a Heliópolis a ver el derbi porque son partidos que gustan. Iba desde que era un crío, en aquellos duelos de raza con Curro Sanjosé, Ortega... El campo del Betis lo he pisado muchas veces". Rubio quiere "animar a mi equipo allí con Curro -utillero del primer equipo- y Sastre, al que estamos intentando hacer bético". Su pronóstico, a priori, era 2-1, "con goles de Santa Cruz", hasta que se entera de que el Betis puede ponerse por delante si gana por más diferencia: "Ah, entonces 3-0, lo veo claro", dice riendo. Raúl prevé un encuentro divertido, con muchas ocasiones y goles: "Pienso que un 2-2 o quizás un 2-3. Va a ser un partido gratificante para el espectador. Los dos crean ocasiones, aunque el Sevilla no concrete hasta ahora. Va a ser un choque de muchas oportunidades".

Raúl Pérez es minoría en un club donde el presidente, Juan Carlos Ollero, y el director general, Leo Chaves, son béticos confesos, así como varios integrantes del primer equipo, salvo José Alfonso, el delegado: "Él no entra nunca al trapo", replica Guille.

El ala-pívot, que se reconoce como bético de bufanda y camiseta y cuya filiación balompédica nada tiene que ver con compartir vestuario en Manresa con Rafa Martínez -otro verdiblanco nacido en Cataluña-, hace su pormenorizado análisis del derbi: "Estoy viendo poco al equipo, pero el último mes ha estado bastante bien, incluso en la derrota contra el Barcelona. Al principio de temporada jugó de forma espléndida y a pesar de los tropiezos durante 10 jornadas seguidas se ha sobrepuesto y está a gran nivel. Mi jugador favorito es Iriney, aunque no conozco personalmente a ninguno. El Sevilla ahora no está muy acertado, con un punto de 12. Esperemos que siga con la mala racha".

Raúl no olvida a "Benavente y a Pepito -operarios que llevan toda la vida trabajando para el Cajasol-, que también son sevillistas y están al pie del cañón". El sevillano admite que "tras los años gloriosos de los títulos y estando ahora fuera de la UEFA y de la Copa, el equipo ha dado pasitos atrás y el club intenta recuperar aquel nivel con técnicos y jugadores nuevos. No logramos meter goles, pero es peor no crear ocasiones porque tarde o temprano tienen que entrar. Da rabia no meter creando tanto y eso significa que fútbol hay. Lo cruel del deporte es que hay que ganar. Mi jugador preferido es Kanoute, por la altura y la forma de jugar, muy creativo y goleador. También me gusta Medel, por lo que curra para el equipo. La gente lleva mucho tiempo esperando un derbi, es apasionante, la esencia de Sevilla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios