El ADN muestra que un acusado por violaciones no pudo cometerlas

  • El Supremo absuelve a un hombre de Las Palmas que ha pasado tres años en la cárcel

El Tribunal Supremo acordó por unanimidad la absolución de Ricardo Santiago Cazorla Collado, conocido como el violador de Tafira, en Las Palmas de Gran Canaria, al considerar que "no puede ser autor de la tres violaciones" a menores por las que fue condenado por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas porque "es científicamente imposible que las cometiera, tras analizar las pruebas de ADN".

Así lo informaron fuentes judiciales, que anunciaron el fallo emitido por el Alto Tribunal, que se reunió para deliberar el recurso presentado por la defensa de Cazorla contra la sentencia que le condenó a 36 años de cárcel como presunto autor de tres violaciones.

La sentencia se materializará "en los próximos días", pero se ha adelantado su texto ante la decisión absolutoria. Las fuentes incidieron en que la prueba del ADN dejó clara la inocencia de Cazorla.

La primera víctima fue una joven de 15 años el 13 de noviembre de 1997 mientras la chica iba a su casa. Luego, al día siguiente, los hechos se repitieron con otra menor de 17 que también se dirigía a su domicilio y la última fue abordada en similares circunstancias el 17 de ese mismo mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios