Alarma entre los científicos por el iceberg gigante que se desgajó de Groenlandia

  • Los expertos creen que es una nueva demostración palpable del cambio climático

Comentarios 1

El iceberg gigante que se desgajó de Groenlandia la semana pasada mandó una nueva "señal de alarma" a los científicos sobre los peligros de un deshielo acelerado de los glaciares de la isla y de una subida catastrófica del nivel del mar.

De una superficie superior a 250 km2 -cuatro veces la talla de Manhattan- el inmenso bloque de hielo navega a la deriva tranquilamente hacia el sur desde el 5 o 6 de agosto y podría bloquear temporalmente la circulación en el estrecho de Nares, entre el oeste de Groenlandia y la isla canadiense de Ellesmere, aunque sin llegar a constituir una amenaza para los grandes mercantes.

Más alarmante, según los expertos, resulta que esta fractura del glaciar Petermann -la más importante registrada en el Ártico en los últimos 50 años- deja entrever unas consecuencias potenciales para el calentamiento en Groenlandia. "Es una señal que manda el Ártico, conforme a los esquemas del calentamiento mundial", estima Ted Scambos, del Centro norteamericano de Datos sobre la Nieve y el Hielo.

"Una señal de alarma que recuerda que los cambios son perceptibles", agrega el especialista en glaciares Konrad Steffen, de la Universidad de Colorado, que supervisa los trabajos del GIEC sobre Groenlandia para el próximo informe de este panel intergubernamental de expertos climáticos, esperado en 2013.

El glaciar de Groenlandia retiene suficiente agua congelada como para aumentar por lo menos cinco metros el nivel de los mares en caso de deshielo, y las estimaciones sobre su posible subida de aquí al final del siglo no paran de revisarse al alza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios