Antonio Puertas, en libertad tras pagar la fianza

  • El agresor de Neira deberá acudir todos los lunes al juzgado y se le prohíbe abandonar el país

El supuesto agresor de Jesús Neira, Antonio Puertas, salió ayer en libertad de la madrileña cárcel de Estremera después de pagar 10.000 euros de fianza. A la salida, su abogado, Fernando Pamos, aseguró que si Neira "no tuviera grandes padrinos y altavoces" su cliente jamás hubiera entrado en la cárcel.

El juzgado de Majadahonda (Madrid) decretó el pasado 13 de agosto de 2008 prisión incondicional sin fianza para Puertas, nueve días después de propinar una paliza al docente.

Los hechos tuvieron lugar en las puertas del Hotel Majadahonda, ubicado en el polígono El Carraledo de dicha localidad. Neira observó cómo Puertas pegaba a una mujer, por lo que fue a socorrerla. Entonces, cuando el profesor se dirigía al hotel para avisar a la Policía después de recriminarle su actitud, el agresor le pegó un fuerte puñetazo por la espalda y, ya en el suelo, le pateó repetidamente.

Su abogado, Fernando Pamos, aseguró, al conocer que Puertas quedaba libre, que "se ha hecho justicia". Además, recordó que todavía recaen sobre él unas medidas cautelares complementarias, como la obligación de acudir semanalmente ante el juzgado y la imposibilidad de que abandone el territorio nacional. Además, señaló que el proceso judicial hubiera sido distinto si el suceso no hubiera sido tan mediático.

Por su parte, el abogado de Neira, Javier Gómez de Liaño, tildó de "suficiente" los 17 meses que Puertas ha pasado en prisión.

Gómez de Liaño, que recordó que siempre se ha mostrado "muy crítico" con la libertad provisional, indicó que en este caso se ha cumplido bien la excepcionalidad de esta medida.

El abogado de Neira, que confesó que no ha hablado con él sobre esta decisión judicial, indicó que su defendido es un gran jurista, pero precisó que "las cosas no se ven desde una forma aséptica cuando uno es la víctima". Respecto a la fianza, no valoró la cantidad fijada de 10.000 euros, aunque apuntó que una fianza muy alta haría ilusoria una pretendida medida de libertad provisional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios