Arrestan a un español en Costa Rica por estafar más de 18 millones

  • Pedro Urrutia timó presuntamente a cinco empresas europeas en colaboración con otras once personas que han sido apresadas en España.

Pedro Urrutia Urrutia, el ciudadano español detenido este martes en Costa Rica y que estaba buscado por las autoridades de su país, presuntamente estafó más de 18 millones de euros (23 millones de dólares) a cinco empresas europeas, confirmó  este miércoles la Policía de España en San José.

El enviado especial a San José de la Unidad de Delitos Económicos de la policía española, José Barahona, explicó en rueda de prensa, junto a la fiscal costarricense Andrea Murillo, que Urrutia, de 71 años, era la cabeza de una organización delictiva dedicada a robar dinero de empresas en su país.

Barahona detalló que las autoridades españolas han detenido a otras once personas en España que actuaban como testaferros, pero "el principal implicado y destinatario último del dinero" es Urrutia.

Según el agente español, Urrutia gozaba de "la absoluta confianza de los dueños de las empresas", por lo que se le facilitaba realizar un "cruce de operaciones entre sociedades, de manera que la auditoría no pudiera percatarse de las alteraciones en la contabilidad".

Por su parte, la oficina de prensa del Poder Judicial informó en un comunicado de que el Tribunal de San José dictó dos meses de prisión preventiva a Urrutia, mientras el Tribunal de la localidad de San Carlos lleva a cabo el proceso de extradición.

Urrutia llegó de forma legal a Costa Rica en junio de 2007 y vivía en lujosas residencias en la localidad rural de Pocosol de San Carlos, en la zona norte del país, donde era reconocido por los vecinos como un adinerado inversor.

Las autoridades costarricenses recibieron en agosto pasado la orden internacional de captura y una solicitud de extradición, por lo que iniciaron la investigación y vigilancia al foráneo, indicó hoy la fiscal Murillo.

La policía local decomisó ayer todas las propiedades del español, entre las que destacan tres lujosas mansiones, electrodomésticos, vehículos valorados en casi 180.000 dólares (140.154 euros) y una gasolinera.

Los vecinos de la comunidad confirmaron que Urrutia llevaba un ostentoso estilo de vida y que incluso era común que ofreciera suntuosas fiestas.

Los bienes del español serán ahora investigados para determinar si fueron adquiridos con dinero legal, acotó Murillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios