Aumentan las inspecciones a empresas para erradicar conductas sexistas

  • Trabajo debe comprobar que 10.000 empresas cumplen las normas hasta 2010

Hacer una oferta de empleo para "directivo" y no "directivo/a" o que en una entrevista te pregunten si tienes pareja o hijos es tan normal que no se supone ilegal. Sin embargo, estas situaciones, como las desigualdades salariales, de promoción laboral entre hombres y mujeres, o por razones de maternidad, son sancionables.

En los primeros ocho meses del año, en cumplimiento del plan para la vigilancia en las empresas de la aplicación de la Ley de Igualdad, la Inspección de Trabajo ha realizado 873 actuaciones, en las que se han propuesto 49 sanciones y otros 218 requerimientos para subsanar deficiencias. Diecinueve de las infracciones, según los datos facilitados, fueron por discriminación laboral; 18 obedecieron a desigualdades en el acceso al empleo mientras que otras 12 fueron por incumplimiento en prevención de riesgos por maternidad y embarazo.

Según el plan de actuación en materia de Igualdad, Trabajo debe comprobar el cumplimiento de las normas en 10.000 empresas en 2008-2010, más de 3.000 en este ejercicio. "Y se va a cumplir", asegura una portavoz del Ministerio de Trabajo e Inmigración. "Este último trimestre será definitivo" para alcanzar lo programado.

La discriminación por razón de sexo en las ofertas de empleo y en la selección es la primera causa de denuncia ante el Instituto de la Mujer. Después están las condiciones laborales sobre conciliación, maternidad y permisos de lactancia, por cambios de funciones que llevan al moobing, y diferencias retributivas.

Pero la mayor parte de las denuncias se canalizan a través de la Inspección de Trabajo y los sindicatos. Y aquí las causas se invierten.

Apenas llegan demandas de particulares. "O no saben dónde ir o si ven un anuncio sexista no lo consideran denunciable ante la Inspección", señala la portavoz de Trabajo. "Cuando buscas empleo, no te planteas que si te preguntan si estás casada, tienes novio o piensas tener hijos, son cuestiones discriminatorias prohibidas por ley. Es una práctica habitual y la gente no lo denuncia", explica Elisa García, responsable del departamento confederal de la mujer de UGT.

En el supermercado puede verse un anuncio que dice "se necesita camarero" junto a otro en el que se solicita "ayudanta para la cocina". "Está clarísimo dónde van a derivar a cada uno -añade-, pero es tan habitual y lo tenemos tan interiorizado, que no llegas a percatarte".

Y las empresas deben adaptarse. "Hay categorías -mozo, licenciado, ingeniero- que hasta ahora iban ligadas a los dos sexos, pero tratamos que en las ofertas aparezca la fórmula "o/a" para evitar esas situaciones", explica Encarna Maroño, directora de Organización, Selección y Calidad de Adecco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios