Aznar cree que el cambio climático es "científicamente cuestionable"

  • El ex presidente del Gobierno critica que en tiempos de crisis se destinen recursos a causas como ésta por culpa de la "manipulación de abanderados del apocalipsis climático" como Al Gore.

Comentarios 57

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha criticado que en momentos de crisis económica se dediquen recursos a causas científicamente cuestionables como el cambio climático.

Aznar ha realizado estas consideraciones durante la presentación del libro Planeta azul (no verde) del presidente checo Václav Klaus, quien cuestiona la teoría del calentamiento global y considera que "nos enfrentamos a una catástrofe global" a causa de las medidas que los gobiernos han adoptado para luchar contra él.

El presidente del la Fundación para el Análisis y Estudios Sociales (FAES), editora del libro, ha comparado el cambio climático con una "nueva religión que condena a la hoguera en la plaza pública a aquellos que osen poner en duda sus tesis". Así, según Aznar, "la mera duda sobre el origen antropológico del cambio climático es causa automática de eco-excomunión".

Tras considerar que estamos "en uno de esos ciclos econoclimáticos que se suceden cada vez que un gobierno socialista llega al poder en España", Aznar ha criticado que "los abanderados del apocalipsis climático" destinen miles de millones de euros, no a paliar el hambre en el mundo, sino a "resolver un problema que quizá, o quizá no, tengan nuestros tataranietos".

Aznar y Klaus han coincidido en subrayar la libertad humana y el derecho a opinar en estos asuntos frente "al ruido de los abanderados del apocalipsis climático". A pesar de esta posición, el ex presidente del Gobierno ha rechazado ser un negacionista del cambio climático y se ha definido como "un ecologista razonable y sensato, si el ecologismo significa conservar el medio ambiente".

Al igual que el presidente checo, Aznar ha defendido que se pueden hacer "miles de pequeñas cosas para cuidar lo que tenemos", pero también cosas grandes, como "trabajar activamente para reforzar el mix energético" de países dependientes de los combustibles fósiles como España, con "energía limpia y segura, como la nuclear".

Aznar ha invitado a leer un libro que "sitúa la duda razonable por delante de lo políticamente correcto, y lo hace bajo la bandera de la libertad", y ha destacado que el autor "ha tenido el valor suficiente para desenmascarar y denunciar públicamente y sin tapujos ideologías que aspiran a acabar con nuestra libertad".

A este respecto, Klaus ha subrayado que "hemos sido engañados" en este tema, ya que "no estamos asistiendo a un calentamiento global sin precedentes". A su juicio, el calentamiento no es global, ni tiene una magnitud excesiva, y, además, no se debe exclusivamente a la acción del hombre ni al aumento del CO2.

"No obstante, nuestros dirigentes políticos y muchas otros están aceptando el alarmismo medioambiental porque han sido manipulados de forma burda" por personas como el ex vicepresidente estadounidense Al Gore, uno de los más importantes abanderados en la lucha contra el cambio climático, ha dicho.

Frente a esta "propaganda", el dirigente checo ha instado a "levantar la voz" y ha insistido en que este alarmismo "está expandiendo de una forma sin precedentes el control y la intervención de los gobiernos en nuestras vidas". Por ello, ha considerado un error que los políticos de la Unión Europea y de Estados Unidos se hayan "excedido" en las medidas adoptadas para luchar contra este fenómeno. Klaus ha opinado que es una "gran irresponsabilidad dejar el medio ambiente en manos de los ecologistas", al igual que las cuestiones sociales en manos de los socialistas.

Al acto han asistido diversos dirigentes del PP, entre ellos, Ana Botella, delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid y esposa de Aznar; los diputados Eduardo Zaplana, Francisco Pizarro y Miguel Ángel Arias Cañete, y la presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios