Barcelona se convierte en la capital mundial de los avances en los móviles

El príncipe Felipe se felicitó ayer de que "Barcelona se proyecte como capital mundial del móvil" tanto por la imagen positiva que lanza hacia el mundo como por ser éste un sector en expansión y que apuesta por el conocimiento, una de las claves, a su juicio, para salir de la crisis y crear empleo. El Príncipe de Asturias presidió ayer el acto que sirve de arranque a la transformación de Barcelona en capital del móvil, tras inaugurar la sexta edición del Congreso Mundial del Móvil.

La asociación GSMA, que representa a los operadores mundiales de telefonía móvil, eligió el verano pasado a Barcelona como Mobile World Capital para el periodo 2012-2018, lo que tendrá un impacto económico que se calcula en 3.500 millones de euros acumulados.

En su discurso, don Felipe expresó su "orgullo" por esta designación y por la celebración del congreso y se refirió a la importancia de estos eventos "en un contexto tan difícil como el que vivimos". En esta línea, subrayó que la industria móvil es un sector en expansión y crecimiento y que supone una apuesta por el conocimiento y la tecnología con valor añadido, "una de las claves para contribuir a la salida de la crisis y a la creación de empleo".

Los nuevos modelos de teléfonos móviles inteligentes se están afianzando en la feria con la exposición de versiones más sofisticadas, con mejores cámaras fotográficas o con procesadores de cuatro núcleos ante un usuario más exigente.

Entre las novedades, el fabricante coreano Samsung presenta el teléfono móvil inteligente Galaxy Beam, que es también proyector de contenidos y que permite compartir fotos, vídeos y otros formatos digitales proyectando directamente sobre la pared u otra superficie plana.

Por su parte, HTC se ha centrado en la faceta fotográfica de los móviles, con mejoras en sus modelos que pasan por una mayor rapidez a la hora de captar instantáneas de más calidad, incluso en ráfaga, entre otras novedades.

Otra de sus novedades es que se pueden conectar con cualquier televisor inteligente con sólo lanzar las imágenes desde el móvil a la pantalla, arrastrándolas con tres dedos.

Por su parte, el fabricante chino Huawei ha presentado el primer móvil inteligente con procesador de cuatro núcleos para hacerlo más rápido y eficiente.

Se trata del Ascend Quad, con pantalla de 4,5 pulgadas, con el sistema operativo Android 4.0 y una gestión de energía que le permite ahorrar un 30 % de batería.

La multinacional finlandesa Nokia ha presentado un nuevo teléfono móvil, el Nokia 808 PureView, que cuenta con una cámara de 41 megapíxeles de resolución, que se empezará a comercializar a partir de mayo. Funcionará con el sistema operativo Symbian, el propio de la compañía, y permitirá comprimir las fotografías para facilitar su envío a través de las redes sociales.

Además, la empresa europea lanzará próximamente en el mercado mundial una nueva gama de teléfonos, los Asha 202, 203 y 302, que pretenden llegar a los mercados emergentes y a los más jóvenes con un precio más bajo y que utilizarán el sistema operativo Windows Phone.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios