Caamaño rechaza regular la eutanasia

  • El ministro de Justicia, que no cree que sea el momento de abrir un debate sobre el tema, aboga por avanzar en los cuidados paliativos y las "buenas prácticas médicas".

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, considera que no es el momento de plantearse la reforma del Código Penal para regular la eutanasia y ha apostado por avanzar "en las buenas prácticas médicas", siguiendo la estrategia nacional sobre cuidados paliativos secundada por las comunidades autónomas.

En respuesta a una interpelación de ERC-IU-ICV sobre la regulación del derecho a decidir sobre la propia vida, Caamaño ha asegurado en el pleno del Congreso que "es una cuestión delicada y compleja que requiere un amplio consenso" y ha defendido explorar "experiencias sanitarias de apoyo a pacientes y sus familias". Para el ministro de Justicia, se está haciendo un esfuerzo por parte de las comunidades autónimas para aplicar esta estrategia nacional -que contiene un mínimo exigible en todo el país- y también para que funcione el registro nacional de instrucciones previas, que permite a cualquier persona incluir instrucciones o determinaciones para cuando se encuentre en situación terminal o de cuidados paliativos. "La respuesta debe venir de la mano de los cuidados paliativos", ha dicho el ministro, quien ha opinado que "el derecho a una muerte digna debe comenzar por hacerse efectivo en el conjunto del sistema sanitario".

Para Caamaño, no es el momento de abrir un debate en este sentido "porque sigue siendo polémico en la sociedad española y en otras muchas sociedades, y ha recordado que la legislación española "no es muy distinta a la de otros Estados democráticos", con excepciones como la de Holanda, citada en el debate por el portavoz de ERC, Joan Tardá. El ministro ha explicado que en 2008 murieron 387.954 personas y de ellas más de la mitad fallecieron tras una etapa avanzada y terminal de sus enfermedades; de ellos requirieron cuidados paliativos el 60% de los pacientes con cáncer y el 30% de los que no tenían esta enfermedad.

El diputado catalán ha lamentado que no sea una prioridad para el Gobierno abrir este debate porque "mientras tanto están sufriendo miles de personas". "Ustedes son un poco timoratos, con todo respeto, porque existe la posibilidad de avanzar y porque estoy convencido de que hay demanda social y de que la sociedad está suficientemente madura", ha dicho Tardá, quien ha defendido que "la vida es un derecho y no una obligación". Tardá ha elogiado el trabajo del doctor Luis Montes, ex coordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid), y ha lamentado que se convirtiera "en una víctima del gobierno católico derechista de Madrid". El diputado de ERC ha anunciado que seguirán instando a través del PSOE para avanzar en sus propuestas y ha reconocido que, aunque no consigan que se presente un proyecto de ley, buscarán "fórmulas", porque "no sabemos lo que va a pasar dentro de dos años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios