Cae una red de tráfico de cocaína que se valía de granjas porcinas

  • Uno de los cabecillas se encargaba de expedir contratos de trabajo ficticios a extranjeros por un alto precio.

Comentarios 1

La Guardia Civil ha desarticulado en Murcia una organización dedicada al tráfico de drogas que ha permitido desmantelar dos laboratorios clandestinos. La operación, denominada Agardo, se ha saldado con la detención de 12 personas y la incautación de 8,5 kilos de cocaína procedente de Colombia y más de 60 kilos de sustancias de corte y precursores. Con esta actuación se ha evitado que se pusieran en la calle más de 210.000 dosis de cocaína, que habrían alcanzado un valor en el mercado superior a los tres millones de euros.

Las investigaciones se iniciaron hace siete meses, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de esta organización delictiva dedicada a adquirir sustancias estupefacientes y sicotrópicas, además de grandes cantidades de sustancias identificadas como precursores o de corte, utilizadas para la transformación y manipulación de la droga. El delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, resaltó la "peligrosidad" de algunas de las sustancias intervenidas, como es el caso del manitol, un medicamento empleado para el engorde y el tratamiento del estrés del ganado pero que, mezclado con éter y consumido por el ser humano, puede ser muy perjudicial para la salud y provocar, incluso, un edema cerebral.

La estructura de la organización estaba compuesta por seis españoles, dos personas de origen magrebí, dos colombianos, un boliviano y un rumano. Todos ellos tenían cometidos específicos como la dirección de la organización, la contabilidad, la adquisición de cocaína, y la manipulación y corte de la misma en los laboratorios clandestinos, establecidos en domicilios privados y varias granjas porcinas en el campos de Cartagena, Torre Pacheco y Los Barreros.

Labores "dificultosas"

Según la teniente Carmen Verde, las labores de investigación fueron "dificultosas" porque utilizando las granjas porcinas se conseguía ocultar la droga. La organización se caracterizaba por la gran infraestructura para la adquisición, el transporte y la ocultación de las drogas al utilizar varias de estas granjas porcinas para el almacenaje de las sustancias aprehendidas ocultándolas entre el ganado.

La actividad de estos laboratorios era la de manipular las drogas originales y obtener cantidades mayores que envasaban en paquetes de kilogramos, utilizando para ello un entramado de prensas hidráulicas. Cuando la droga ya estaba preparada para ser vendida y empaquetada en paquetes de kilogramos, se ofertaba a traficantes menores, encargados de gramear la mercancía para la venta al menudeo. Parte de la droga se distribuía en un club de alterne de la zona que dos de los integrantes de esta red regentaban y donde ejecutaban también actividades relacionadas con la prostitución. No obstante, la teniente afirmó que la actividad de estos locales sigue en marcha.

Además de estas actividades ilícitas, para el blanqueo del dinero procedente de la venta de la droga uno de los cabecillas de la red expedía contratos de trabajo "ficticios" a extranjeros por un alto precio, dándoles de alta en su empresa como trabajadores al objeto de que pudieran obtener el alta en la Seguridad Social. La Guardia Civil ha conseguido identificar hasta una treintena de estos contratos falsos.

12 registros en Cartagena y Fuente Álamo

En la denominada fase de explotación de esta operación, y previa autorización judicial, se practicaron 12 entradas y registros en Cartagena y Fuente Álamo, tres de ellos simultáneos, donde además de las drogas y el material relacionados con el tráfico de drogas, se localizaron, procediendo a su desmantelación, dos laboratorios clandestinos de tratamiento y manipulación de cocaína.

A tenor de los hechos, se procedió al arresto de 12 personas, a las que se les imputan los delitos de tráfico de drogas, asociación ilícita, delitos relativos a la prostitución y contra el derecho de los trabajadores. El Juzgado de Instrucción número 5 de Cartagena ha decretado para la mayoría de los integrantes de la red su ingreso en prisión preventiva. Todos ellos contaban con antecedentes relacionados con las drogas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios