Canarias sigue inundada

  • El temporal ha provocado el corte de carreteras y desalojos.

Comentarios 1

Más de 1.000 rayos cayeron en Canarias desde la noche del lunes debido al temporal que afectó a las islas, donde la tromba de agua castigó especialmente al municipio de La Laguna, en Tenerife, que registró en 24 horas hasta 270 litros por metro cuadrado. A eso hay que sumar las rachas de viento de hasta 90 kilómetros por hora en Tenerife, El Hierro, La Gomera, Gran Canaria y La Palma. Desde primera hora de la mañana los efectos del temporal  eran visibles. El saldo era de numerosas viviendas y garajes inundados, cortes en carreteras e incluso el desalojo de vecinos en varias poblaciones, como los del  barrio de la Bombilla, en La Palma, según informó en Centro Coordinador de Emergencia y Seguridad 112.

El martes por la tarde Canarias continuaba en "emergencia autonómica", según informó el Consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias, José Miguel Ruano. Además, detalló que "no ha habido incidencias graves" y precisó que se llevaron a cabo "desalojos preventivos" en las islas de La Palma y Tenerife. Ruano concretó asimismo que las islas más afectadas fueron las occidentales.  

Mientras en Fuerteventura y Lanzarote no se registraron grandes incidencias, en Gran Canaria fueron cerradas las carreteras CG-210 a la altura del kilómetro 18, mientras que otras, como la GC-60 y GC- 550, sufrieron cortes.  

Los Servicios de Emergencias recibieron numerosas llamadas procedentes del área metropolitana de la capital tinerfeña y de la Laguna advirtiendo de las inundaciones de garajes y viviendas, donde fue necesaria la intervención de los Bomberos.

En la isla de Tenerife se registraron hasta 260 litros por metro cuadrado en algunas zonas como el Escobonal y 200 litros en las urbanas. En Gran Canaria, el presidente del Cabildo, José Miguel Pérez, señaló que algunas de las presas de la isla alcanzaron el 100 por 100 de su capacidad.  

La jornada comenzó con vehículos dañados. Las lluvias y el fuerte oleaje afectaron a 12 carreteras en Tenerife, ocho en la isla de El Hierro, siete en La Palma y una en La gomera, quedando cortadas por tramos.  

La Consejería de Educación, Cultura, Deportes y Universidades del Gobierno de Canarias anunciaron el lunes por la noche la cancelación de las actividades lectivas en ninguna de las islas del Archipiélago, donde se declaró "Nivel II autonómico de emergencias del Plan Especial de Fenómenos Meteorológicos Adversos".

Los aeropuertos de La Palma y El Hierro registraron retrasos hasta en una docena de vuelos como consecuencia del temporal, según informó AENA. Alrededor de las 19 horas del martes, ambos aeropuertos, junto con el de la capita tinerfeña y el de la Gomera recuperaron la normalidad.  

El temporal mostró su cara más amarga el lunes, cuando los servicios de emergencia encontraron el cuerpo sin vida del pescador que había desaparecido en aguas de Arinaga (Gran Canaria) durante la tarde del sábado tras volcar su embarcación.

"Avanza hacia la normalidad"

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, compareció en rueda de prensa el martes al mediodía para anunciar que el archipiélago "avanza hacia la normalidad", pero insistió en que "no hay que bajar la guardia".

De este modo, hacia las 15 horas las islas iban lentamente recobrando su rutina. No obstante, el alcalde de La Laguna, Fernando Clavijo, anunció su intención de declarar la situación de emergencia en todo el municipio después de visitar las zonas afectadas durante la mañana del martes.

La compañía Unelco Endesa aseguró al mediodía que se había normalizado el suministro eléctrico al 50 por ciento de la isla de Tenerife, aunque un total de 11.305 continuaban sin tener luz, principalmente en los municipios de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, El Rosario y Candelaria.  

A las 16 horas aún quedaban algo menos de 3.000 clientes pendientes de recuperar el suministro eléctrico en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, la mitad de ellos del municipio de Santa Cruz y el resto pertenecientes a Candelaria, La Laguna, El Rosario, Adeje, Guía de Isora, y algo menos de 200 clientes en el municipio de Vallehermoso, en La Gomera.

En la mayoría de estas zonas, la inundación afectó a estaciones transformadoras subterráneas, con presencia de bastante agua también en la vía pública. La fuerte tormenta eléctrica destruyó íntegramente los centros de transformación que fueron sustituidos provisionalmente por grupos electrógenos. 

Doble esfuerzon en Tenerife

El Cabildo de Tenerife, a través del gabinete de crisis constituido durante la jornada del lunes para gestionar el fenómeno meteorológico adverso, movilizó a medio millar de profesionales pertenecientes al Consorcio de bomberos, Brigadas Forestales (Brifor), personal de conservación de Carreteras y miembros de la Unidad militar de Emergencias (UME), según informó la Corporación insular en un comunicado.  

Los Servicios Municipales del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife tuvieron que redoblar esfuerzos para tratar de recuperar la normalidad en las infraestructuras básicas que se vieron afectadas por el temporal.  

Con especial atención se tuvieron que dedicar en resolver la situación de 160 vecinos de la zona del barranco de Tahodio, en Santa Cruz de Tenerife, que estuvieron incomunicados en sus viviendas

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife distribuyó casi 7.000 litros de agua potable suministradas por empresas comerciales. Asimismo, anunció que voluntarios de Protección Civil también repartirían 13.200 velas en las zonas más devastadas del macizo de Anaga tras el paso del temporal.

Canarias reclama ayuda del Estado

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, afirmó este martes que "en Canarias no estamos en un buen nivel de predicción meteorológica" y aseguró que el archipiélago "necesita el esfuerzo del Estado" para que las islas cuenten con instrumentos tecnológicos avanzados.

Rivero detalló en rueda de prensa en Santa Cruz de Tenerife que existe en el archipiélago "la necesidad de radares de predicción", que calificó como "indudable". Además recalcó que el Ejecutivo regional será "exigente" con el Gobierno central ante la situación geográfica y por fenómenos meteorológicos que padece Canarias. El objetivo, según indicó, es contar con predicciones que "permitan trabajar con tiempo".

"No es una tormenta tropical"

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) explicó que el temporal que afecta a Canarias "no es una tormenta tropical", sino una borrasca "muy activa", con aire inestable cálido que genera tormentas importantes dentro de ella y que son las que general lluvias "tan intensas y vientos localizados".  

Durante la jornada del lunes se mantuvo la alerta naranja, pero el portavoz de la AEMET, Ángel Rivera, avisó de que "muy previsiblemente" fuera dando paso a la amarilla en la noche del martes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios