Cantalapiedra y periodistas americanos, premios Rey de España

  • Los galardones, adjudicados por la Agencia Efe, ensalzan el trabajo en todos los medios

El periodista Ricardo Cantalapiedra, del diario El País, fue galardonado ayer con el Premio Don Quijote de Periodismo al mejor trabajo escrito.

Junto a él, informadores de México, Bolivia, Brasil, Argentina y Ecuador obtuvieron los Premios de Periodismo Rey de España, convocados anualmente por la Agencia Efe y la Agencia Española de Cooperación Internacional (Aecid).

Cantalapiedra fue premiado por el artículo Los seres queridos publicado el 2 de enero de 2011, al destacar el jurado que está escrito con "ritmo, gracia, soltura y espíritu nihilista, muy divertido y arriesgado".

El periodista y escritor boliviano Fernando Molina fue distinguido con el premio en el apartado Iberoamericano, por su artículo "Pensar Hispanoamérica: el inicio", publicado en el diario Página Siete.

En la categoría de Prensa se alzaron con el premio los mexicanos Dalia Martínez y Humberto Padgett, por un reportaje sobre La república marihuanera, en la región de Tierra Caliente, donde sus habitantes viven del cultivo de la droga que envían a EEUU.

Los ecuatorianos Héctor Hernán y Antonio Eduardo Narváez obtuvieron el Premio en el apartado de Televisión, por una emisión en directo sobre la retención del presidente Rafael Correa durante la sublevación policial de 2010.

El programa de investigación Made in Bajo Flores sobre las actividades ilegales en talleres clandestinos en los barrios pobres de Buenos Aires obtuvo, a su vez, el premio en la categoría de Radio.

En la categoría de Periodismo Digital, se alzó con el Premio el especial multimedia Juicio a las Juntas, una infografía interactiva publicada en el diario argentino clarin.com por un equipo de profesionales dirigido por el periodista Pablo Loscri. En él se reconstruye virtualmente, 25 años después, el juicio contra las tres primeras juntas de la dictadura argentina.

El brasileño Wilton Júnior fue distinguido en Fotografía por una imagen en la que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, parece ser traspasada por una espada que empuña un militar cuando éste le rinde honores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios