Chacón cifra en 18,8 millones el coste del despliegue español en Haití

  • El Congreso ratifica el envío en operación humanitaria, ya aprobado por el Consejo de Ministros, de los 450 efectivos que viajaron en el buque 'Castilla' y que regresarán en mayo.

Comentarios 8

El Congreso de los Diputados ha autorizado, con la abstención de ERC e IU, el envío de tropas a Haití en misión de ayuda humanitaria después del terremoto del pasado 12 de enero, una operación que tiene un coste de 18,8 millones de euros. Los ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y Defensa, Carme Chacón, han comparecido en el pleno de la Cámara Baja para explicar la actuación urgente de España tras el seísmo y para solicitar la autorización al envío de tropas, en virtud del artículo 17.3 de la Ley de Defensa Nacional. 

Ante la petición por parte de la mayoría de los grupos para que España condonara la deuda a Haití (unos 30 millones de dólares del total de 891 millones de deuda que tiene ese país), Moratinos ha querido dejar claro que en julio del año pasado el Club de París, del que España forma parte, anunció que perdonaba la totalidad de la deuda al país caribeño, un proceso que está en marcha. No obstante, el ministro se ha comprometido en el marco de la Presidencia Española de la Unión Europea a intentar que toda la comunidad internacional se sume de forma unánime a "este esfuerzo solidario". 

Ante las críticas por parte de algunos portavoces a la acción de la UE tras el seísmo, Moratinos ha reconocido que ha quedado la sensación de que la nueva Unión Europea, con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, no ha sabido responder. "Lo hecho bien hecho está; todos coincidimos en que la UE puede hacer más en esa fuerza de intervención rápida", ha apostillado. 

Chacón, por su parte, ha anunciado que en la próxima reunión de los ministros de Defensa de la UE se analizará la forma de mejorar la respuesta militar europea frente a crisis como la de Haití. Ha insistido en que la intervención militar de España o de Estados Unidos tuvieron lugar tras la preceptiva solicitud del Gobierno haitiano y de la ONU, y ha puesto el acento en que la misión es "estrictamente humanitaria". 

Durante su exposición, Moratinos ha hecho un balance de lo que ha sido hasta el pasado 5 de febrero la acción española: 22 vuelos de la AECI que trasladaron a 236 personas y más de 140 toneladas de material humanitario. Respecto al ámbito militar, España envió en un primer momento a 37 miembros del la Unidad de Emergencias Militares (UME) a Haití, donde posteriormente viajó una agrupación de 450 militares a bordo del buque Castilla, en el marco de la operación Hispaniola

Según Moratinos, si en un primer momento el objetivo fue adoptar medidas de urgencia, ahora se deben impulsar acciones con un horizonte más lejano y dejar paso al Gobierno local. Ha recordado, en este sentido, que España ha comprometido 130 millones de euros a largo plazo para la reconstrucción de Haití. 

Por parte de los grupos parlamentarios, la diputada del PP Beatriz Rodríguez Salmones, ha apoyado la labor de España al tiempo que ha considerado "débil" el papel de la Unión Europea, que no ha actuado "con la diligencia necesaria", una idea en la que ha coincidido su compañero de filas Gustavo de Arístegui. Ha señalado que sería conveniente también revisar los protocolos de la UME para que puedan estar sobre el terreno en las primeras 72 horas tras la catástrofe. 

El diputado de CiU Jordi Xuclá ha abogado por diseñar una estrategia a muy largo plazo para la reconstrucción del país y ha considerado que el papel de la UE podría haber sido "bastante más activo". Desde el PNV, José Ramón Beloki ha pedido una respuesta a largo plazo por parte de la comunidad internacional, mientras que Joan Tardá, de ERC, ha criticado el uso del ejército "como mascarón de proa de la solidaridad". El diputado de IU, Gaspar Llamazares, ha advertido de que Haití no es solamente un desastre natural, sino una catástrofe humana, "la cara oculta de la pobreza y de la injusticia". Por el BNG, la diputada Olaia Fernández Dávila ha dicho que ve con preocupación "un desmedido despliegue militar en Haití", y la portavoz de CC, Ana Oramas, ha avisado del riesgo de que, cuando el terremoto de Haití deje de ser noticia, desaparezcan los proyectos. Por último, el portavoz del PSOE, Jesús Cuadrado, ha considerado que España no ha fallado al pueblo haitiano, y el Gobierno, las comunidades, los ayuntamientos y las ONG "han estado a la altura del espíritu humanitario que caracteriza al pueblo español".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios