Científicos españoles diseñan un sistema para avisar de avalanchas

  • El proyecto de investigación ha durado tres años y ha contado con la implicación de investigadores de cuatro países europeos expertos en movimientos de tierra

Un equipo de investigadores de distintos países, entre ellos España, ha desarrollado un nuevo sistema capaz de medir por control remoto y casi en tiempo real los desplazamientos de tierra y mejorar así la detección y prevención de deslizamientos, avalanchas e, incluso, de movimientos glaciares. En este proyecto, llamado Galahad, han participado investigadores de Italia, Austria, Suiza y España, y la participación española está representada por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y el Instituto de Geomática.

Las investigaciones realizadas han permitido validar estas técnicas y mejorar los modelos de predicción de peligros geológicos. El investigador del IGME Gerardo Herrera García, uno de los ingenieros implicados en el proyecto, afirma que este sistema mejora la capacidad de medición de los sistemas tradicionales y, por tanto, el desarrollo y planificación de planes de prevención capaces de reducir el impacto sobre personas e inmuebles de este tipo de riesgos. En este sentido, Herrera detalla que cuando se aplican técnicas tradicionales para medir movimientos de ladera, se colocan puntos de control de manera limitada en el terreno. Sin embargo, con este prototipo de control remoto no hace falta colocar marcas o clavos en la superficie a medir, ya que "puedes controlar integralmente la ladera o el espacio del que quieres obtener información y saber así cuál es el desplazamiento de la tierra, observando cientos de miles de puntos".

El investigador del Instituto Geológico y Minero indica que la responsabilidad de España en este proyecto ha sido la de dirigir y coordinar las mediciones realizadas en la zona de Portalet, en Formigal (Huesca), además de analizar los datos allí obtenidos y ver qué precisión tienen estos nuevos equipos. "Hemos seleccionado la zona de estudio y hemos realizado estas mediciones con láser escáner y radar terrestre sobre los deslizamientos que hay en Portalet", afirma Herrera, quien recuerda que en esa zona hubo hace años movimientos, después de la ampliación de un aparcamiento en la estación de esquí.

Herrera recalca que con el sistema de control remoto, que se puede colocar a cuatro kilómetros del objetivo, se puede tomar una medida cada 20 minutos y reducirlo, incluso, a una imagen por minuto, lo que te da una medición casi en tiempo real. Este sistema, según remacha el investigador español, es útil también para glaciares y avalanchas de nieve, y se puede instalar en todas aquellas zonas afectadas por deslizamientos que puedan suponer peligro para las poblaciones, carreteras, puentes o vías férreas.

Además, señala este científico, el nuevo sistema se puede aplicar también a la construcción de una gran infraestructura, como un estadio de fútbol, y medir si, debido al levantamiento de este centro deportivo, va a haber deformaciones. "El principio es el mismo que el terreno, porque el radar detecta desplazamientos horizontales o verticales", dice Herrera, quien detalla que este proyecto ha durado tres años, encuadrado en el sexto programa marco de la UE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios