Condenan a los padres por la muerte de un bebé mal alimentado

  • Una pareja de vegetarianos franceses dejó morir a su hija sin cuidarla adecuadamente

Una pareja de vegetarianos juzgada en Francia porque su bebé de 11 meses murió debido a un régimen alimenticio desequilibrado y a la falta de los cuidados médicos necesarios fue condenada a cinco años de cárcel, de los que deberá cumplir 30 meses.

El tribunal rebajó en su fallo la petición del fiscal, que había solicitado diez años de prisión firme para la pareja, contraria a consumir todo alimento de origen animal y que tiene otra hija de 12 años.

Según el Tribunal de Amiens, Joël y Sergine Le Moaligou dejaron morir a Louise en 2008 al no alimentarle adecuadamente y privarle de una medicación tradicional que le habría salvado la vida, aunque sabían que estaba enferma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios