Sociedad

La DGT inicia una campaña de control de velocidad

  • Tráfico insiste en que el exceso de velocidad está presente en uno de cada tres accidentes y pide precaución a los conductores en los deplazamientos veraniegos.

Comentarios 8

Tráfico ha puesto en marcha desde el lunes y hasta el próximo domingo una campaña especial de control de la velocidad, un factor que está presente en un tercio de los accidentes mortales y que aumenta en los meses de verano.

En esta época estival, la velocidad media aumenta alrededor de los tres kilómetros por hora, de ahí que la Dirección General de Tráfico (DGT) intente concienciar a los conductores sobre la necesidad de cumplir las normas ya que este factor es uno de los que provoca un mayor número de accidentes y agrava sus consecuencias.

El año pasado se produjeron 652 accidentes mortales en los que la velocidad inadecuada fue uno de los factores concurrentes, es decir estuvo presente en el 31 por ciento de los siniestros con muertos.

De ahí que Tráfico despliegue este tipo de campañas, en la que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensifican los controles de velocidad. En la de esta semana establecerán servicios de vigilancia en unos dos mil tramos de carretera con los 264 radares móviles de los que dispone.

Los agentes controlarán diariamente la velocidad de al menos 100.000 vehículos en las carreteras, especialmente en las convencionales que es donde se producen más del 70 por ciento de los accidentes con víctimas mortales.

Además de los controles, se difundirán dos cuñas divulgativas, en las que se aconsejará a los conductores que utilicen el limitador de velocidad y se les recordará que manipular la matrícula para infringir los límites es una infracción muy grave.

El exceso de velocidad es un problema social muy extendido, de acuerdo con el informe sobre Gestión de Velocidad del Centro de Investigación del Transporte de la OCDE-CEMT, que asegura que el 50 por ciento de los conductores supera en algún momento los límites.

Otro estudio del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA) indica que entre el 38 y el 57 por ciento de los conductores de turismos y furgonetas circulan por encima de los límites cuando las condiciones de la vía y el entorno proporcionan al conductor libertad para elegir su velocidad, porcentajes similares a los hallados en otros países europeos.

A pesar de todo esto, según Tráfico, la velocidad ha descendido durante los últimos años en España: en autovías, el porcentaje de turismos y furgonetas que circulan a más de 120 se ha reducido en más de un 30 por ciento entre 2003-2008 y en carreteras convencionales el porcentaje de vehículos a más de 100 se ha reducido en un 45, un descenso que ha podido contribuir a reducir los accidentes y las víctimas.

La distancia de seguridad es también una pieza fundamental: a 120 kilómetros por hora se necesita una distancia superior a un campo de fútbol para detener el vehículo y no choque contra otro o atropelle a alguna persona.

El pasado año fueron atropelladas 470 personas y ante esta cifra hay que decir que a 80 kilómetros por hora es prácticamente imposible que un peatón se salve de un atropello.

En 2009 la Guardia Civil comprobó la velocidad de 26,5 millones de vehículos y denunció a 773.144 conductores por superar la velocidad permitida, una cifra que todavía demuestra que casi un tres por ciento de los conductores no respeta las normas.

Y no cumplirlas supone una infracción grave o muy grave, sancionadas con multas de 100 a 600 euros, e incluso con pena de prisión de tres a seis meses y la pérdida de entre dos y seis puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios