Desbordados por la lluvia los ríos Bidasoa y Urumea

  • Una veintena de vecinos son desalojados en algunos barrios de San Sebastián ante las inundaciones

Comentarios 13

Las fuertes lluvias caídas desde este jueves en Guipúzcoa han provocado el desbordamiento del río Urumea en el barrio de Martutene de San Sebastián, en Ergobia del municipio de Astigarraga y en zonas deportivas de Hernani, así como del cauce del Bidasoa en Irún.

Según ha informado el departamento vasco de Interior, las continuas precipitaciones han ocasionado que esta madrugada se haya desbordado el río Urumea y ha llegado a alcanzar algunas viviendas en la zona de Ergobia, en Astigarraga, donde está cortada la carretera GI-131.

El agua también ha inundado garajes próximos al río en el barrio del Pilar en Martutene, en el municipio de la capital guipuzcoana. Además ese río ha invadido los campos de rugby y de fútbol en Hernani, donde ha afectado a la carretera GI-3410.

También el río Bidasoa se ha salido de su cauce y ha quedado cortada la carretera N-1 en Irún, en las rotondas de Behobia y Osinbiribil, y la carretera N-121-A está cortada en ambos sentidos a la altura de Endarlantza.

Los bomberos de Guipúzcoa han explicado que han tenido que desalojar varios edificios en ese mismo municipio ante el riesgo de desprendimiento de una ladera. En concreto, han sacado a los vecinos de los bajos y edificios de los bloques situados del número 8 al 12 en la calle Pío Baroja del barrio Azkel Portu.

La situación en el País Vasco ya hizo activar el pasado fin de semana el Plan de Emergencia por Inundaciones del Departamento de Interior del Gobierno vasco. Por ello, los servicios de emergencias trabajaron durante toda la madrugada y el día de hoy para vigilar el cauce y prevenir daños personales y minimizar los materiales. 

El Departamento dirigido por Javier Balza pidió a la población cercana al río que se mantenga informada que retire los vehículos estacionados junto al río y que no transite por zonas cercanas al agua. Asimismo, recomienda estar preparado para desalojar bajos y lonjas y no atravesar las balsas de agua con el vehículo.

Grandes cauces en Navarra

Por su parte, los ríos del norte de Navarra y la Comarca de Pamplona registraron caudales muy importantes y obligaron a cortar 12 vías y modificar varias líneas de transporte urbano de la ciudad de Pamplona. Además, los bomberos tuvieron que realizar cerca de medio centenar de intervenciones por inundaciones en sotos y edificios cercanos a los cauces de los ríos. Además, la sala de SOS Navarra recibió decenas de llamadas desde ayer solicitando la presencia de los bomberos por inundaciones, sobre todo en el noroeste de la Comunidad Foral y en el Pirineo. 

La actuación más destacable de los servicios de emergencia tuvo lugar la pasada madrugada cuando rescataron a un conductor cuya furgoneta estaba siendo arrastrada por el río Bidasoa cuando circulaba por la carretera Pamplona-Behobia. 

La consejera de Obras Públicas, Transporte y Comunicaciones del Gobierno de Navarra, Laura Alba, afirmó que las inundaciones que se registraron en la Comunidad foral como consecuencia de las últimas lluvias fueron "más importante de lo habitual" aunque la situación fue mejorando a lo largo del día.


Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios