Detenida una banda que se hacía pasar por guardias civiles para robar a narcotraficantes en Canarias

  • Los seis detenidos utilizaban tres placas falsas durante la compraventa de droga y llegaban a retener a sus víctimas varias horas. Se les ha incautado 45.000 euros.

La Policía Nacional ha detenido en Fuerteventura a seis personas que formaban una banda que se dedicaba a hacerse pasar por guardias civiles para robar a narcotraficantes que operaban en Canarias durante la compraventa de droga, han informado fuentes policiales.

Los detenidos utilizaban tres placas falsas para simular que eran miembros de la Guardia Civil, que han sido encontradas en los cinco registros domiciliarios llevados a cabo en la isla majorera, donde también se les ha incautado 45.000 euros en efectivo. Un portavoz de la Policía Nacional ha explicado que "el grupo se da por completamente desarticulado con las seis detenciones practicadas en Fuerteventura". "Ha sido necesaria la intervención de un equipo del GOES (Grupo Operativo Especial de Seguridad) de la Policía Nacional para interceptar a dos de estos falsos guardias civiles cuando se disponían a regresar a la isla de Gran Canaria", donde estaban instalados y desde donde se desplazaron a Fuerteventura para cometer este robo, añadió el portavoz.

La investigación comenzó el pasado mes de febrero, cuando un ciudadano denunció en una comisaria de Las Palmas de Gran Canaria que un grupo de individuos le había asaltado y le había sustraído 3.000 euros en efectivo. Tras ser amenazado con sus armas, la víctima fue retenida durante varias horas en contra de su voluntad y fue golpeada en varias ocasiones. Sin embargo, logró escapar de sus captores. La Policía Nacional centró sus primeras investigaciones en la identificación y localización de los miembros de esa banda. Así se descubrió que se trataba de seis hombres residentes en la isla de Gran Canaria, que formaban un grupo jerarquizado que preparaba todos sus golpes con gran cuidado.

En concreto, se dedicaban a los llamados vuelcos o robos de dinero o sustancias estupefacientes a traficantes en el momento de efectuar la transacción. Los investigadores comprobaron que varios miembros de la banda se trasladaron a Fuerteventura, donde mantuvieron citas con desconocidos, alquilaron varios vehículos y recorrieron varias veces el mismo trayecto a altas velocidades, preparando su próxima acción delictiva.

Mientras continuaban sus vigilancias a los miembros de la banda, en la localidad majorera de Tuineje los policías se encontraron con un hombre que había sido agredido y se encontraba aturdido y desorientado. La víctima relató que varios encapuchados que se identificaron como guardias civiles le habían asaltado y golpeado. Los agentes ful le habían robado las llaves de su vehículo y varios miles de euros en billetes de 10, 20 y 50 euros.

Al día siguiente, la policía arrestó a cuatro miembros de la banda cuando se dirigían con parte del botín a coger el barco de regreso a Gran Canaria. Poco después fueron detenidos los otros dos miembros del grupo cuando abandonaban en coche el complejo hotelero de Costa Calma en el que estaban alojados. Según explicó el portavoz policial, durante los cinco registros domiciliarios efectuados, la policía se incautó de diverso material que usaban en sus golpes: bridas, cinta americana, tres placas falsas de la Guardia Civil, cinco armas blancas, una pistola eléctrica y dispositivos de seguimiento GPS.

El caso ha sido resuelto por agentes de la Udyco de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas, con la colaboración del GOES, que detuvo a dos de los miembros de la banda en plena calle, ha informado la Dirección General de la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios