Detenido un pederasta que se hacía pasar por modelo infantil en internet

  • El acusado tenía un blog con una sala de chat para conocer a menores. Logró contactar con 380 chicos.

Comentarios 1

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre de 33 años, que ya ha sido encarcelado por orden judicial, acusado de crearse una falsa identidad en Internet, donde se hacía pasar por modelo infantil para contactar con fines sexuales con unos 380 menores.

En declaraciones a los periodistas, el inspector de los Mossos Jordi Domènech ha explicado que el detenido es Jordi D.G., de 33 años y vecino de Mataró (Barcelona), que ha sido encarcelado acusado de los delitos de prostitución y corrupción de menores, y de la venta, difusión y exhibición de material pornográfico a menores.

A través de su falsa identidad en la red como modelo infantil, el acusado logró seducir a través de Internet a unos 380 menores como potenciales víctimas, en zonas como Olot (Girona), Roses (Girona) y Tarragona, así como en el País Vasco e incluso en Uruguay y México. Los Mossos descubrieron la existencia de este supuesto pederasta de Internet en marzo pasado a raíz de la denuncia presentada por un menor de edad en Terrassa (Barcelona), que reconoció ante los agentes haber mantenido vía Internet una relación sentimental desde febrero de 2010 con el detenido.

Como ocurre con muchos casos parecidos de abusos a menores, el acusado -que actualmente estaba en paro- había trabajado en el pasado en labores que tienen una relación directa con chicos de corta edad, ya que había sido entrenador de fútbol de equipos infantiles y había ejercido como jardinero de un instituto. Para captar a menores a través de la red, el acusado había creado una falsa identidad como modelo infantil y se hacía pasar en su web como amigo de ídolos adolescentes, para así crear más fascinación sobre su personaje.

De hecho, en su web -que aún permanece abierta y que ha recibido más de cien mil visitas- aparecen mensajes falsificados de ídolos adolescentes conocidos mundialmente, que definen al falso personaje creado por el acusado como su mejor amigo en Europa. Los Mossos están investigando ahora si el acusado logró contactar más allá de Internet con algunas de sus potenciales víctimas, como sí ocurrió con el joven que denunció el caso a los Mossos en Terrassa (Barcelona).

Este joven acudió a la Policía animado por una profesora que, tras detectar su extraño comportamiento, buceó en la red y descubrió el engaño del que había sido víctima.

En el caso de este menor de Terrassa, el acusado actuó en primer lugar como amigo hasta crear lazos emocionales y convertirse en su amante a través de Internet.

El acusado empezó entonces a manipular a la víctima, con quien intercambió el envío de imágenes pornográficas, en algunas de las cuales posaban desnudos, y mantuvieron relaciones de cibersexo y contactos virtuales con otros menores. Según el relato de la víctima, el abusador le propuso un encuentro presencial afirmando que iría acompañado de su padrastro.

Sin embargo, el día de la cita sólo se presentó el abusador, que se hizo pasar por el padrastro y logró que el chico subiera a su vehículo familiar. Durante el encuentro, el acusado efectuó, según los Mossos, actos propios de un abusador de menores, aunque sin consumarlos, y le regaló varios objetos, entre ellos un teléfono móvil que le sirvió para mantener el contacto de forma regular.

La manipulación que logró ejercer el pederasta con esta víctima le permitió convertirse en un 'hermano virtual', con lo que a partir de entonces tuvo más facilidades para acceder a su núcleo de amigos. Los agentes precipitaron la detención del acusado porque éste ya empezaba a deshacerse de su personaje como modelo juvenil, para crear un nuevo perfil de chica, ya que se vio acorralado después de que varios internautas montaron un blog de denuncia al sospechar de su actividad delictiva

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios