Detenidos 25 integrantes de una banda latina en Palma de Mallorca

  • El grupo pedía el pago de cuotas a sus integrantes y aplicaba castigos a base de puñetazos y golpes con un palo.

Comentarios 2

La Policía Nacional ha detenido a 25 personas, nueve de ellos menores de edad, que integraban una banda latina de carácter violento conocida como Trinitarios que se asentaba en Palma de Mallorca. Entre sus reglas contemplaban castigos en forma de puñetazos y golpes con un palo en la mano, así como pedían cuotas a sus adeptos. De este modo, "disfrazaban sus verdaderas intenciones, llevar un control absoluto de los miembros y obtener beneficios económicos", explica la Policía en un comunicado.

Los arrestos de los 25 integrantes de la banda latina se produjeron el pasado martes, aunque la investigación se remonta a mayo de 2009, cuando los agentes comenzaron a seguir los movimientos de este grupo en la isla balear, muy extendido en algunas ciudades de República Dominicana, como Santiago y Santo Domingo.

Los agentes consideran que las bandas originales hicieron llegar a sus seguidores los estatutos del grupo que incluyen un breve relato de cómo se fundaron los Trinitarios, sus antecedentes históricos, un juramento, el protocolo de collares y símbolos y hasta 21 normas o comportamientos a seguir. Entre dichas normas se encuentran sanciones para los infractores, consistentes en la aplicación de castigos físicos o el encargo de misiones "muy peculiares". Así, se aplicaban "palazos", golpes en la mano con un palo, o "segundos", puñetazos en el cuerpo durante determinado tiempo, siendo el ejecutor de estos castigos el 'Primera cabeza' o 'Suprema' u otro miembro de la banda siguiendo sus órdenes. 

La policía Nacional destaca que el 'Suprema' "disfrazaba sus verdaderas intenciones -llevar el control absoluto de los miembros y obtener beneficios económicos mediante el cobro de cuotas y la comisión de hechos delictivos-, con el pretexto de crear un grupo de hermanos, para protegerse de sus enemigos y defender su territorio". Para ello, utilizaban amenazas a bandas rivales que colgaban en Internet.

Entre otras actividades, los Trinitarios palmesanos cometían atracos en establecimientos de la Avenida Joan Miró, cuando los líderes de la banda "proporcionaban armas a menores de edad" para que realizasen los actos delictivos en tiendas y "compartiesen con ellos el botín".

La Jefatura balear de la Policía Nacional relaciona a los detenidos con delitos como un homicidio en grado de tentativa, 13 robos con violencia e intimidación; ocho robos con fuerza; ocho delitos de lesiones; seis delitos de robo -o bien uso- de vehículo; cuatro delitos de amenazas; cuatro delitos de atentado a agentes de la autoridad; tres de hurto; otros tres de daños; así como un delito de falsificación documental. Aun así, además de ese medio centenar largo de infracciones legales imputables el informe de la investigación policial refleja que los agentes consideran que "serán muchos más los hechos no denunciados por temor a represalias" en los que habrían participado los miembros de la banda desarticulada en Palma.

Además de su presencia en República Dominicana, los Trinitarios gozan de gran aceptación en ciudades como Nueva York (EEUU), donde se ha localizado su presencia en cada uno de sus distritos e, incluso, en once centros penitenciarios de dicho estado, o Madrid, donde existen varios 'capítulos' activos de esta banda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios