La Fiscalía apelará el arresto domiciliario del capitán del 'Costa Concordia'

  • Se pretende evitar la huida de Schettino "por su personalidad y por los delitos que se le imputan". Se estudia imputar a otro responsables.

La Fiscalía de Grosseto (Italia) prevé recurrir el arresto domiciliario dictado contra el capitán del Costa Concordia, Francesco Schettino, y está estudiando presentar cargos contra otros de los responsables del crucero que naufragó frente a las costas de la isla italiana de Giglio el pasado viernes por la noche.

Según ha anunciado este miércoles el fiscal jefe de Grosseto, Francesco Verusio, se va apelar la decisión de la juez Valeria Montesarchio de no mantener en prisión al capital del barco, quien se encuentra ya en su residencia de Meta di Sorrento, en Nápoles, bajo arresto domiciliario.

El fiscal considera que existe la posibilidad de que Schettino, que abandonó el buque antes de que se hubiera evacuado a sus más de 4.000 pasajeros, "huya del arresto domiciliario". "Por su personalidad y por los delitos que se le imputan", ha defendido, habría debido permanecer en prisión, de ahí el que se vaya a recurrir con toda probabilidad su arresto domiciliario, ya que "no queremos que pueda huir de sus responsabilidades".

A su llegada esta madrugada a su residencia, y como ya hizo ante la juez y en días anteriores en declaraciones a los medios, Schettino ha defendido su inocencia. "He cumplido con mi deber, no es cierto que escapara", ha afirmado, según recogen los medios italianos, si bien reconoce que "cometió un error", en aparente referencia a su decisión de pasar demasiado cerca de la isla de Giglio.

Por otra parte, Verusio ha indicado que los fiscales están investigando también la "cadena de mando" del Costa Concordia para comprobar la "responsabilidad de otros oficiales" del buque a la hora de no coordinar las operaciones de evacuación. Según el Corriere della Sera, los nuevos posibles imputados serían el segundo oficial Dimitri Ckristidis y la tercera oficial Silvia Coronica, quienes abandonaron el crucero junto con el capitán en un bote. Asimismo, podrían presentarse cargos contra el director de la unidad de crisis de Costa Cruceros, Roberto Ferrarini, quien habló en tres ocasiones por teléfono con Schenttino y que se cree que podría haber influido en su decisión.

Búsqueda suspendida

Entretanto, han tenido que suspenderse nuevamente las labores de búsqueda de los 23 desaparecidos, después de que la nave se haya desplazado nuevamente unos centímetros sobre el lecho marino en el que yace. Ahora se está a la espera de que los expertos determinen si es seguro retomarlas, teniendo en cuenta que para el jueves se prevé un deterioro de las condiciones meteorológicas y del mar.

Por otra parte, está previsto que este miércoles se lleven a cabo las autopsias de seis de los once fallecidos hasta el momento en la tragedia. Todavía no se han identificado los cuerpos de cuatro hombres y una mujer que fueron recuperados este martes por los equipos de rescate del interior del barco.

Del total de desaparecidos, seis son italianos -uno de ellos una menor y otro un miembro de la tripulación-, trece son alemanes, cuatro franceses, dos estadounidenses, un húngaro, un indio y una peruana. En estas cifras están incluidos los cinco cadáveres hallados ayer al no haber sido identificados aún. Los desaparecidos son 16 mujeres, una niña y once hombres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios