Fuerzas israelíes detienen a una activista española en Cisjordania

  • Israel asegura que deportará en los próximos días a la catalana, que fue arrestada durante una redada en Ramala porque no pidió permiso para entrar en territorio palestino.

Comentarios 12

Israel deportará "en los próximos días" a la activista española Ariadna Jové Martí, detenida por el Ejército israelí en una redada en la ciudad cisjordana de Ramala, según informó la portavoz del Ministerio de Interior, Sabin Hadad. La activista catalana aseguró que pretende "resistir" a lo que considera un "secuestro ilegal", enmarcado en la "represión de la resistencia popular palestina". "Físicamente estoy muy cansada, pero anímicamente estoy fuerte, con ganas de luchar contra la deportación", agregó en conversación telefónica.

Jové Martí comparecerá este lunes frente a tres jueces del Tribunal Supremo, en Jerusalén. La activista, que forma parte del Movimiento Internacional de Solidaridad (ISM) y escribe artículos para el portal de información alternativa Rebelión, fue detenida en un domicilio junto a la activista australiana Bridgette Chappel, confirmó el Ejército israelí. Ambas se han negado a firmar documento alguno presentado por las autoridades israelíes, precisó.

La portavoz de Interior justificó el arresto -que tuvo lugar en territorio bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP)- y la futura deportación en que la activista había entrado en Israel con visado de turista y "no había pedido permiso al Ejército israelí para entrar en territorio palestino". Desde hace años, cientos de turistas visitan diariamente territorio palestino, como Belén, sin consecuencias legales ni avisos por parte de las autoridades militares israelíes en los puestos de control y retenes ubicados en los accesos. "¿Desde cuándo se pide permiso a Israel para visitar el territorio palestino ocupado?", se preguntó Jové Martí, que había entrado en Israel el pasado agosto con un visado turístico de tres meses de duración. La activista admitió que, tras expirar su visado, había pedido una cita en enero pasado con el Ministerio israelí de Interior para prorrogarlo, pero no acudió.

El abogado Omer Shatz, del ISM, señala que las activistas "no necesitan tener en regla su visado israelí, puesto que no estaban en Israel, sino en territorio palestino". "El argumento del permiso del Ejército es una excusa. De hecho, Ariadna fue arrestada en su domicilio, mientras que un estadounidense (Ryan Olander), también con visado de turista y que estaba junto a ella, no fue detenido", dijo Golán sobre la argumentación oficial. Golán subrayó que la detención de Jové y de Chappel, estudiante australiana en la Universidad de Birzeit (al norte de Ramala), supone una violación de los Acuerdos de Oslo, que prohíben incursiones del Ejército israelí en la zona A (bajo control de la ANP) por motivos no vinculados a la seguridad. Por su parte, el Ministerio español de Asuntos Exteriores ha llamado al embajador de Israel en Madrid, Raphael Schutz, para pedir información "sobre el modo de proceder" de las autoridades israelíes en dicha detención.

Tras su detención, las dos arrestadas fueron sacadas del territorio palestino de Cisjordania y entregadas al Ministerio de Interior. El Ejército israelí asegura que "ambas son conocidas por estar involucradas en revueltas ilegales e interferir con la actividad de las Fuerzas de Defensa de Israel". Fuentes del Consulado General de España en Jerusalén indicaron que la legación diplomática "está en contacto con el Ejército, la Policía, el Ministerio de Interior y su abogado para que nos informen de dónde está y de qué se le acusa". Jové Martí señaló que ha recibido la visita de representantes diplomáticos españoles en Tel Aviv y en Jerusalén.

Otra activista del ISM fue detenida el pasado enero en circunstancias similares y deportada a su país, la República Checa, el mismo día. Sin embargo, Ryan Olander, el activista estadounidense que la acompañaba durante la detención, ha sido arrestado en dos ocasiones, pero su deportación ha sido posteriormente anulada por decisión judicial, según el ISM.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios