Ginés Jiménez asegura que no es "un delincuente"

  • El ex jefe de Policía de Coslada y su familia justifican sus elevados ingresos porque ahorraron durante años viviendo de alquiler.

Comentarios 3

Ginés Jiménez, ex jefe de la Policía Local de Coslada, declaró ante el juez Eduardo Cruz Torres por el caso de corrupción del que está acusado. A su salida de los Juzgados apuntó, frente a los medios, que no es "un delincuente". También estaban convocados su mujer, María del Carmen Pérez Martínez, y su hijo, Ginés Jiménez. Debían explicar la adquisición de dos pisos en el barrio del Puerto de Coslada a nombre de ambos, cuando ninguno de ellos gozaba de fuente de ingresos. Entre las razones para justificarse, alegaron que ahorraron durante años pagando 120 euros de alquiler.

Tras la comparecencia, tanto María del Carmen como su hijo, quedaron en libertad, mientras que Ginés Jiménez fue trasladado a la prisión de Alcalá Meco, donde se encontraba tras su detención el 13 de mayo. La familia del ex jefe policial fue detenida el pasado 30 de septiembre, aunque no habían prestado declaración hasta ahora.

Durante la vista, el instructor preguntó acerca del patrimonio reunido en los últimos años, en los que Ginés percibía más de 72.000 euros anuales al frente de la Policía Local. El objetivo era averiguar de dónde salió el dinero para que su mujer y su hijo pudieran comprarse un piso de 213.000 euros y otro de más de 400.000.

A su salida de los Juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid, Ginés se mostró indignado por lo que considera un "linchamiento de la Udyco" (Unidad de Drogas Y Crimen Organizado). Asimismo, se definió como "autoritario, pero no un delincuente" cuando fue abordado por los periodistas a su salida de los Juzgados. 

Cuando Ginés y su familia fueron preguntados por el patrimonio reunido en los últimos años, explicaron que desde 1986 hasta 1997 vivieron de alquiler, pagando cerca de 120 euros mensuales, por lo que el ex policía logró ahorrar la mayor parte de su nómina con la intención de comprarse varios pisos como inversión. En 1997 compró la primera vivienda familiar, con un coste de 126.000 euros. Sin embargo, pidió dos créditos, a pesar del dinero reunido en ese tiempo.

En 2006, María del Carmen Pérez compró con su hijo un inmueble que pagaron con parte del dinero ahorrado y otros ingresos. El joven aclaró que cobró más de 65.000 euros como relaciones públicas en una zona de fiesta de Madrid, pero que no sabía que había que declararlos. 

Cuando el juez preguntó a los declarantes por los 23.000 euros que guardaban en una caja fuerte en el domicilio, la esposa del ex policía aseguró que ella no tocaba ese dinero, que era su marido quien la "abría y cerraba". No obstante, Ginés había asegurado que esa cantidad correspondía a una herencia recibida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios