El Gobierno pedirá a la Fiscalía que investigue el maltrato de menores

  • La Comunidad Valenciana abre expedientes a dos centros de acogida tras las denuncias del Defensor del Pueblo

La ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, anunció ayer que va a pedir a la Fiscalía General del Estado que investigue los presuntos maltratos que se cometen en centros de menores, tal y como recoge un informe del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica. "Estos hechos tienen que ser investigados y eso le corresponde a la Fiscalía General del Estado y, por lo tanto, voy a pedirle que lo haga", apostilló Cabrera.

Aunque es una cuestión de competencia "exclusiva" de las comunidades autónomas, el asunto es de tal importancia que el Ministerio "no puede quedarse al margen", así que contactará con las regiones "al nivel que sea necesario", subrayó la ministra. "Confíamos, evidentemente, en que las autonomías atiendan y respondan a este informe del Defensor del Pueblo", y el Ministerio estará siempre en "colaboración" con ellas para coordinar, conocer y hacer lo necesario para saber qué es lo que está ocurriendo, insistió. La ministra recordó que hay un Observatorio de la Infancia, que depende de su departamento, y "que se va a poner en marcha para contribuir a ese mejor conocimiento de lo que puede haber sucedido".

Algunas autonomías ya han reaccionado al informe de Múgica. Castilla-La Mancha ya anunció, a través del consejero de Salud, Fernando Lamata, que está analizando a fondo el documento y que está dispuesto a adoptar algunas recomendaciones emitidas. Lamata explicó que la comunidad no había registrado ninguna denuncia por parte de los trabajadores de los centros manchegos investigados.

También la Comunidad Valenciana ha tomado una decisión tras la investigación. En su caso, la solución será abrir expediente a los dos centros valencianos que denuncia el Defensor del Pueblo en el estudio y, además, el consejero de Bienestar Social, Juan Cotino, comparecerá a petición propia en la Comisión de Política Social y empleo de las Cortes. El informe Centros de Protección de Menores con Trastornos de Conducta y en situación de Dificultad Social asegura que el centro de acogida de menores L,Omet de Elche está "contraviniendo" las obligatorias medidas de seguridad y presenta unas condiciones "deficientes" de conservación y equipamiento. También indica que en el centro Baix Maestrat de Vinarós, los menores dicen no estar "contentos" porque hay escasez de comida, se les realizan registros "en cuclillas y sin ropa", se les sanciona "de forma reiterada", les hacen "muchas contenciones y de forma muy agresiva" y en ocasiones les inyectan medicación antes de encerrarles en la sala de aislamiento.

Muchos centros de menores están llevando a cabo "prácticas contrarias" a sus derechos y la mayoría realizan contenciones físicas y mecánicas en situaciones de alteración del menor, en ocasiones con una agresividad "desproporcionada", según destapó Múgica en el informe citado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios