Sociedad

El Gobierno analiza si el recorte de gastos a la Guardia Civil está afectando a la seguridad vial

  • Interior recomienda a los agentes que circulen menos por las carreteras, que usen SMS o que reduzcan los controles de alcoholemia.

Comentarios 38

Una comisión de seguimiento designada por el Gobierno está estudiando si el plan diseñado por el Ministerio de Interior para reducir gastos en la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que comenzó a implantarse a finales de abril, está afectando de manera negativa en el número de accidentes de tráfico.  

En una respuesta escrita a una pregunta sobre el plan formulada por el diputado del BNG Francisco Xesús Jorquera, el Ejecutivo asegura que la tarea de la comisión es comprobar que esas medidas "no tengan una incidencia negativa en la seguridad vial" de manera que se "racionalicen" aquellas actuaciones del cuerpo "que más inciden en los costes, sin disminuir la eficacia de las mismas". 

El plan, que fue difundido en su momento por la asociación Independientes de la Guardia Civil (IGC), consiste en una serie de medidas encaminadas a ahorrar costes en el marco de la actual crisis económica. Entre estas recomendaciones destaca la petición de reducir la movilidad en carretera o el uso de SMS en lugar de llamadas a móviles teniendo en cuenta el aumento del IVA.

La puesta en funcionamiento de este plan y el posterior recorte de sueldos aplicado por el Gobierno a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, en consonancia con la disminución de salario aplicada a todos los funcionarios, ha provocado que algunos agentes se pongan en huelga de bolis caídos y reduzcan el número de multas en aquellos casos en que la infracción es más leve.

La llamada al ahorro del Ministerio de Interior recogida en el plan también afectaba a los controles preventivos de alcoholemia, donde se recomienda la "realización de pruebas a los conductores de vehículos que presenten síntomas de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y de forma selectiva al resto de conductores a efectos de reducir el número total de pruebas".

En este sentido, en su respuesta, el Gobierno asegura que "las pruebas de alcoholemia se continuarán realizando, pero de forma más selectiva" y señala que los controles de dorgas o drogotest no se van a ver afectados por este recorte. "Los drogotest no entran en el plan de contención porque al ser más caros ya se hacen de forma selectiva cuando hay evidencias de que el conductor conduce bajo los efectos de algún estupefaciente", explica. Por último, el Ejecutivo afirma que el objetivo del plan es "planificar, racionalizar y optimizar los recursos materiales como los recursos humanos" de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

En el mes de julio han fallecido un total de 175 en accidente de circulación, tres menos que en el mismo mes de 2009, lo que supone un descenso del 1,69 por ciento. Hasta esta fecha, en 2010 se han producido 963 muertos en las carreteras españolas, 180 menos que durante el mismo periodo del año pasado, una reducción del 16 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios