El Gobierno concede 687 subsidios a padres trabajadores por enfermedad grave de un hijo

  • La ley permite a los progenitores disponer de más tiempo para cuidar al pequeño afectado

La Seguridad Social concedió en el primer año de la ley 687 ayudas a padres trabajadores la prestación por hijos con cáncer u otras enfermedades graves, lo que les permite disponer de más tiempo para poder cuidar de los menores.

Durante 2011, la Administración tramitó 907 solicitudes, de las que 95 correspondieron al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) -32 fueron aprobadas- y 812 lo fueron a través de Mutuas de Accidentes de Trabajo -655 aprobadas-. De este subsidio se pueden beneficiar los trabajadores por cuenta ajena, afiliados y en alta, cualquiera que sea su sexo, que reduzcan su jornada de trabajo en, al menos, el 50%. La prestación económica del subsidio se calcula sobre el 100% de la base reguladora establecida para la prestación por incapacidad temporal, derivada de contingencias profesionales.

La prestación se extingue cuando cese la necesidad del cuidado directo, continuo y permanente del menor o cuando éste cumple 18 años. La mayor parte de las prestaciones tramitadas a través de la mutuas, 555, corresponden a trabajadores del Régimen General, cuatro a trabajadores por cuenta ajena de otros regímenes y 96 a trabajadores inscritos por cuenta propia, según los datos facilitados por el INSS y las mutuas. De esa relación, 246 ayudas corresponden a padres con hijos enfermos de cáncer y 409 a otras enfermedades graves.

La Ley General de la Seguridad Social y el Estatuto de los Trabajadores establece los principios por los que se reconoce esta nueva prestación de la Seguridad Social que entró en vigor con la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios