El Gobierno balear espera controlar este miércoles el incendio de Ibiza

  • El presidente Francesc Antich se mantendrá en la zona para seguir coordinando las tareas de extinción. Habrá que esperar una semana para apagar todos los focos activos.

El Gobierno balear espera que en la mañana del miércoles quede controlado finalmente el incendio de la cala ibicenca de Benirràs, después de que se lograra estabilizar este martes, si bien los técnicos terrestres tardarán una semana en apagar definitivamente todos los focos de las llamas originadas este domingo por una negligencia cometida en una de las cuevas situadas en esta playa.

Así lo ha informado la Consejería de Medio Ambiente y Movilidad, que han señalado que, actualmente, los técnicos terrestres y los 13 medios aéreos que aún continúan trabajando en las labores de extinción, con el fin de apagar el foco más activo, que se dirige hacia Cala Xarraca, ubicada al este. No obstante, han precisado que ya tienen "bastante controlado" el incendio, por lo que en las próximas horas lo darán por controlado definitivamente. 

De este modo, los medios aéreos han retomado la actividad a primera hora de la mañana del miércoles, junto cuando han surgido los primeros rayos del sol, si bien esta mañana hay cinco menos que este martes, dado que un 'Canadair' regresó ayer a Mallorca, al igual que hicieron los cuatro 'Canadair' que llegaron de Torrejón. 

Por otro lado, el presidente del Gobierno balear, Francesc Antich, despedirá en el Puerto de Ibiza a los 112 militares de la Unidad Militar de Emergencias que han participado en las tareas de extinción y que, una vez estabilizado el incendio, volverán a su base de Bétera, en Valencia.

Concretamente, los 112 militares llegaron a Ibiza el pasado domingo para ofrecer apoyo logístico para la extinción de las llamas, de manera que han trabajado junto con los técnicos del Ibanat, los Bomberos del Consell de Ibiza, Protección Civil, Policía Local, la Dirección General de Emergencias, la Consejería de Medio Ambiente y el Ministerio de Medio Ambiente.

Por su parte, Antich continuará, por tercer día consecutivo, en el Centro de Mando Avanzado de Benirràs, donde permanece junto al consejero de Medio Ambiente y Movilidad, Gabriel Vicens, desde primeras horas de la mañana, con el fin de coordinar 'in situ' las labores de extinción. 

Así, está previsto que ambos permanezcan en Ibiza hasta que se den por controladas las llamas, que han afectado a 349 hectáreas de zona natural, si bien no todas ellas han sido calcinadas totalmente. Una vez esté controlado, se tardará una semana en apagar todos los focos, de manera que permanecerán varios retenes vigilando que no se regenere el fuego. 

La Consejería de Medio Ambiente ya ha anunciado que hasta dentro de 20 años, la zona natural protegida de Benirràs no recuperará la normalidad y, en este sentido, han recordado que hace 20 años esta zona también sufrió otro incendio y, hasta ahora, los pinos no habían comenzado a tener una altura considerable. Precisamente, el gerente del Instituto Balear de la Naturaleza, Guillem Rosselló, ha desvelado que, como consecuencia del incendio, habrá que esperar 15 años para que los pinos que se planten estén a dos metros de altura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios