El Gobierno endurece el control sobre los centros de reconocimiento para conductores

  • Los centros, que podrán gestionar la renovación del carné, tendrán que enviar los historiales clínicos de los conductores para demostrar que se ha evaluado a fondo su estado de salud.

Comentarios 7

 El Consejo de Ministros aprobó un nuevo Reglamento de Centros de Reconocimiento destinados a verificar las aptitudes psicofísicas de los conductores en el que, por un lado, se agilizan los procedimientos para renovar el carné de conducir y, por otro, se endurece el control por parte de la Administración en estos centros.  

Los centros de reconocimiento tendrá que remitir por vía telemática al Registro de Conductores e Infractores los historiales clínicos en los que se apoyan los informes de aptitud psicofísica en el momento de realizar el examen, por lo que será perfectamente posible constatar por parte de la Administración que los informes son el resultado de "una exploración completa del estado de salud del afectado". 

Además, el nuevo reglamento permite pagar las tasas por renovar el carné en el propio centro de reconocimiento, por lo que el mismo día que se supera el examen psicotécnico para renovar la licencia, si se tiene carné y no se ha agotado la licencia de puntos, el centro dará un documento provisional al usuario para que pueda seguir conduciendo durante 90 días hasta que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre envíe el carné definitivo al domicilio, lo que ahorra el trámite de tener que acudir a Tráfico a pagar la tasa. 

Tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, destacó que el nuevo reglamento "simplifica los trámites administrativos que se han de realizar" y permite un "ahorro de dinero y de tiempo para los ciudadanos". Así, subrayó que la intención es "Modernizar, simplificar trámites, ser más eficaces y facilitar la vida de los ciudadanos". 

Concretamente, el Ejecutivo pretende con este nuevo reglamento, que llevaba varios años pidiendo el sector, terminar con dispersión normativa que existe en la actualidad sobre esta materia y simplificar los trámites administrativos que conlleva la exigencia del informe de aptitud psicofísica para poder obtener los permisos y licencias de conducción. 

El Gobierno calcula que el permitir a los centros psicotécnicos que gestionen, cuando así lo solicite el interesado, la prórroga de la vigencia de los permisos o licencias de conducción, podría suponer un ahorro para los ciudadanos de un total de 7,2 millones de euros y de 3,6 millones de horas en concepto de desplazamientos, ya que se reducirán las colas delante de Tráfico.  

Asimismo, se prevé que los centros puedan contratar con una clínica la prestación de servicios de oftalmología, en lugar de tener que contar con un médico oftalmólogo en el centro -lo que resultaba muy caro para los centros más pequeños e implicaba un gran número de incumplimiento del antiguo reglamento-. Asimismo, se crea la figura del director facultativo, que será el responsable de la firma del informe de aptitud psicofísica en aquellos supuestos en los que el director del centro no reúna la consideración de facultativo. Los informes de aptitud psicofísica se deberán emitir en formato telemático en lugar de en formato papel, y remitir por esta vía de manera inmediata al Registro de Conductores e Infractores. Los centros remitirán también a dicho Registro los historiales clínicos en los que se apoyan los informes de aptitud psicofísica.  

Los informes de aptitud psicofísica tendrán efecto en todo el territorio nacional, mientras que en la actualidad sólo podían surtir efecto en la provincia donde estuviera ubicado el centro. Por último, se concede un plazo de seis meses desde la entrada en vigor del Reglamento para que los Centros de Reconocimiento de Conductores cuenten con el equipo informático necesario para el envío telemático de los informes de aptitud psicofísica. 

Algunos centros de reconocimiento psicotécnicos de conductores llevan meses probando de forma experimental el sistema informático y el resultado, aparentemente, es positivo, ya que los usuarios afirman estar "felices" porque se "ahorran colas en Tráfico", según explicó el director de uno de esos centros, Ángel Pingarrón. Este centro, Cepsim, con sede en Madrid, lleva alrededor de nueve meses probando el nuevo sistema de comunicación telemática con la DGT para el trámite de renovación del carné "sin cobrar absolutamente nada" a los conductores por ello que, al parecer, están satisfechos porque "con este nuevo sistema acuden a un sólo lugar y salen con todo resuelto", señaló el director del centro y vicepresidente de la Asociación Española de Centros Médicos- Psicotécnicos (Asecemp). 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios